domingo, 16 de noviembre de 2008

Saber exponerse al sol previene el cáncer de piel

Por Víctor Ingrassia De la Redacción de lanacion.com
Saber que las personas que padecen cáncer de piel son las que más probabilidad de curarse tienen respecto de otras enfermedades tumorales no es poca cosa.
Por ello, es fundamental prevenirlo y saber detectarlo a tiempo.
En este desafío se embarcó la Sociedad Argentina de Dermatología (SAD), que durante la semana próxima realiza la Campaña Nacional de Prevención del Cáncer de Piel destinada a fomentar el control de la piel todo el año y a informar sobre el cáncer de piel, los factores de riesgo que predisponen para padecerlo y las medidas para prevenirlo.
En los hospitales, clínicas, centros médicos y profesionales públicos y particulares de todo el país adheridos a la campaña, se realizarán consultas dermatológicas gratuitas y sin turno. También habrá una carpa en Diagonal Norte y Florida para difusión.
"En la campaña realizada el año último logramos incrementar la cantidad de consultas en los centros médicos y hemos podido detectar tumores más temprano, por lo que las posibilidades de curación se incrementaron notablemente", afirmó a lanacion.com Mario Marini, presidente de la SAD.
Marini destacó que la radiación ultravioleta tienen un efecto acumulativo y causa daños irreversibles en la estructura de la piel. "Esas exposiciones reiteradas y fuera del horario aconsejable para tomar sol producen a largo plazo fotoenvejecimiento y cáncer de piel", indicó el especialista.
El doctor Daniel Ballesteros, miembro de la comisión directiva de la SAD explicó que el horario indicado para tomar sol es antes de las10 y después de las 17, cuando los rayos ultravioletas no caen en forma perpendicular. También destacó que es recomendable el uso de ropa liviana y evitar las exposiciones largas.
"Es fundamental el uso de protectores de piel y bronceadores efectivos, dado que muchas veces no son bien aplicados o su factor de protección no es suficiente para el horario de más intensidad de radiación ultravioleta", afirmó Ballesteros.
Hábitos sanos frente al sol.
1. Elija y busque la sombra: debajo de un árbol, techo, sombrilla o carpa.
2. Use ropa y accesorios adecuados para protegerse: gorro o sombrero de ala ancha, ropa de trama apretada (con mangas), anteojos de sol con filtros UV (para radiación ultravioleta).
3. Aplique abundante cantidad de protector solar, de amplio espectro (que proteja contra UVB-UVA), con factor de protección solar 15 o mayor; para pieles muy sensibles (muy claras, que siempre enrojecen y nunca se broncean) o exposiciones solares intensas o en la altura, el FPS mínimo recomendado es 30. Cubra toda la piel expuesta. La aplicación debe ser previa de la exposición (alrededor de 30 minutos antes) y renovarla cada 2 horas.
4. No exponer al sol, sea en forma directa o indirecta, a los niños menores de 1 año. Ante exposiciones ocasionales, a partir de los 6 meses de vida se pueden emplear protectores solares.
5. Evite la exposición directa al sol de 10 a 16, cuando los rayos ultravioleta son más intensos.
6. Recuerde que las nubes dejan pasar el sol. La arena, el agua y la nieve reflejan los rayos y aumentan su acción.
7. Sepa que existen medicamentos que pueden ocasionar reacciones en la piel ante la exposición solar. Pregúntele a su médico.