viernes, 28 de noviembre de 2008

Combate contra el abuso sexual

Se espera que el III Congreso Mundial de Lucha contra la Explotación Sexual de Niñas, Niños y Adolescentes, que termina hoy en Río de Janeiro, adopte una propuesta de la Unión Europea (UE) para llevar a nivel internacional el combate contra la explotación y el abuso sexual de los chicos.
Unos 3.000 funcionarios y expertos de 114 países participan en los debates, a partir de diagnósticos vergonzosos: un ambiente de "condescendencia social" frente a los abusos que afectan a 150 millones de niñas y a 73 millones de niños en todo el mundo, según denunció Unicef.
Uno de los ejes de las discusiones pasa por los nuevos escenarios de la explotación sexual: la creciente captación de niñas y niños por parte de las redes de trata; el turismo sexual infantil; la pedofilia y la pornografía; y la utilización de Internet y de las nuevas tecnologías para cometer delitos sexuales contra las chicas y los chicos.
La propuesta de la UE incluye una valiosa novedad legislativa: el "congelamiento" de los plazos judiciales hasta que la víctima alcance la mayoría de edad, para evitar que las causas puedan prescribir porque el niño es incapaz de hablar. También plantea una medida polémica, permitiría a un país juzgar a uno de sus ciudadanos por un delito sexual cometido más allá de sus fronteras, como sería el caso del turismo sexual.
Además, la UE propuso otro tratado para combatir los abusos sexuales en Internet, donde se tipifica el llamado grooming, que consiste en la atracción de los niños con medios como Internet o teléfonos móviles, para obtener fotografías eróticas a cambio de regalos o mediante extorsión.