viernes, 14 de noviembre de 2008

Más de un millón de argentinos no saben que son diabéticos

Hay un gran nivel de desinformación y muchos mitos que rodean a este mal.
Por:Mariana Iglesias
La diabetes crece en todo el mundo de la mano de la obesidad. En Argentina se estima que hay 2.500.000 diabéticos, pero la mitad -más de un millón-no sabe que lo es, y sólo el 30 por ciento de los enfermos sigue un tratamiento. El mayor problema es que una persona con diabetes que no se trata termina comprometiendo su vista, los riñones, el corazón y el sistema nervioso. La clave está en que todas estas complicaciones, incluida la diabetes, pueden prevenirse.

Hoy, 14 de noviembre, se celebra el Día Mundial de la Diabetes. Se eligió la fecha porque es el aniversario del nacimiento de Frederick Banting, que junto a Charles Best descubrió la insulina. Parecería que ya está todo dicho sobre esta enfermedad.
Sin embargo, hay un gran nivel de desinformación y muchos mitos que la rodean (Ver "Los mitos...").
Así, la celebración puede servir como excusa para aclarar ciertas cuestiones. La diabetes lleva a tener valores elevados de glucemia (glucosa en sangre). Están las personas que nacen con esta enfermedad, que en algún momento se muestra, y entonces comienzan los cuidados -que incluyen la insulina- de por vida.
Pero hay otra diabetes, la 2, que se desarrolla y aparece con los malos hábitos, como son la mala alimentación y la vida sedentaria. Esa es la diabetes que crece sin pausa. Esa es la diabetes que padece el 90 por ciento de los enfermos. Y esa es la diabetes oculta, la que no muestra síntomas.
"Decimos que es la traición de la diabetes, porque no avisa. Y por eso está subdiagnosticada. Su inicio es silencioso, pero después trae un montón de complicaciones", explica a Clarín José Costa Gil, presidente de la Sociedad Argentina de Diabetes (SAD).
Y las detalla: la diabetes es la primera causa de ceguera adquirida, de insuficiencia renal y de amputaciones no traumáticas de dedos, pies y piernas. Y es uno de los principales factores de riesgo en enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares.
Gabriel Lijteroff, presidente de la Federación Argentina de Diabetes (FAD), da cuenta del desconocimiento que hay sobre la enfermedad. Dice que hicieron una encuesta a más de 600 personas en las principales ciudades del país, y el resultado es realmente alarmante: "El 16 por ciento pensaba que la diabetes puede contagiarse por compartir cubiertos, toallas o jabones; el 43 por ciento respondió que la insulina puede generar trastornos inevitables; el 45 por ciento dijo que se puede tener diabetes nerviosa...".
Lijteroff también cita a la Encuesta Nacional de Factores de Riesgos, de donde surge que de los 23 millones de argentinos mayores de 18 años, el 30 por ciento (más de 7 millones), jamás se hicieron un control de glucemia, que es un análisis de lo más sencillo, y gratuito en cualquier hospital.
Sebastián Laspiur es el director de Promoción y Protección de la Salud del Ministerio de Salud de la Nación. También está a cargo del Area de Enfermedades No Transmisibles, y explica que la obesidad es una epidemia global de la que Argentina no escapa: "En la última Encuesta Nacional de Factores de Riesgo salió que el 50 por ciento de los argentinos tiene sobrepeso y obesidad, y que el 47 por ciento lleva una vida sedentaria. Esto es causa de diabetes, y esto es justamente lo que hay que cambiar".
La directora Medica de Area A, (un centro especializado en nutrición), Alicia Langelotti, habla de la importancia de la educación de los buenos hábitos, como practicar actividad física regularmente, comer frutas y verduras, no abusar de azúcares ni golosinas, y balancear hidratos, proteínas y grasas saludables: "Y esto va también para los niños, por supuesto. Hay que enseñar estos hábitos desde la niñez, en familia, y dando el ejemplo".


Los mitos más comunes
"Antes tenía diabetes". La diabetes es una enfermedad crónica que por ahora no puede curarse.

"Tengo diabetes nerviosa". Esta enfermedad se manifiesta muchas veces después de situaciones de strés psicofísico en aquellas personas que tienen predisposición. Pero la poco feliz frase "diabetes nerviosa" induce a pensar que tomando tranquilizantes se podrá tratar (o hasta llegar a curar) la enfermedad y que cuando no se esta "nervioso" la diabetes no existe. Todos estos conceptos son erróneos.
"Mi glucemia normal es de 250". Habitual no es lo mismo que normal. Glucemias elevadas persistentes siempre devienen en complicaciones.
"Cualquier cosa menos insulina". La insulina puede dejarme ciego o hacer que me corten un pie. "Que me aumenten las pastillas". Si después de asociar drogas hipoglucemiantes no se obtienen resultados satisfactorios se debe usar insulina. En la actualidad existen aplicadores que sorprenden por la escasa molestia que producen.
"Me cuido por la diabetes. Me la paso comiendo calabaza, pollo hervido y galletitas". Un gran error es pensar que tener diabetes es sinónimo de comer desabrido. Se pueden comer cosas ricas y placenteras."Sé que tengo diabetes pero prefiero no pensar"... Siempre es mejor pensar.
Agenda
La Asociación CUI.D.AR presenta el libro "Niños que inspiran": y la muestra de fotos "Una mirada a la diabetes infantil". A las 18.30 (La Pampa 695) www.cuidar.orgEl Plan Nacional Argentina Saludable junto a la Liga Argentina de Protección al Diabético (LAPDI), instalará una carpa promocional: de 13 a 19 en Plaza San Martín. En la sede de LAPDI (Tucumán 1584 PB A) se realizarán testeos gratis de 12 a 19 y mañana de 9 a 12. 0-800-333-0235La Sección Diabetes y Metabolismo del Servicio de Endocrinología y Medicina Nuclear del Hospital Italiano realizará de 9 a 16 en Gascón 450 actividades gratuitas dirigidas a toda la comunidad:Medición del nivel de glucosa en sangre capilar, entrega de material informativo y control de peso y también de tensión arterial.El Centro de Educación Diabetológica Echeverriana del Hospital Santamarina se creó para alfabetizar a pacientes con diabetes analfabetos: empleados de Lilly lo están refaccionando y el 20 estará terminado.