jueves, 6 de noviembre de 2008

Dos familias piden seleccionar embriones libres de cáncer


Por: Juan Carlos Argañaraz
Dos familias españolas con una predisposición genética a algún tipo de cáncer han solicitado a las autoridades sanitarias el permiso para que se utilicen técnicas de selección de embriones para implantar en el útero materno aquellos que estén libres de la enfermedad.
Así lo revela un informe especial del diario madrileño El Mundo, donde se recuerda que la ley sólo permite estos procedimientos en enfermedades graves, de aparición precoz y sin tratamientos.
La Comisión de Reproducción Asistida debe analizar los casos que no cumplan estos supuestos para dar su autorización. El tema evoca el caso de Javier, el bebé que nació en Sevilla para salvar a su hermano (Ver Otros casos...).
Se plantea ahora una serie de problemas legales y éticos sobre si corresponde utilizar esta técnica, que ha sido autorizada en España "para analizar los preembriones concebidos mediante la fecundación 'in vitro' para ver sin son portadores de determinadas alteraciones genéticas e implantan en el útero sólo aquellos que estén libres de dicha herencia", puntualiza El Mundo.
La doctora Ana Polo, del Hospital San Pau de Barcelona, indica que hasta ahora no existen datos de que el método haya sido utilizado en centros públicos. "Al menos en los síndromes más frecuentes como el de mama y el de colon", indicó la especialista.
Joan Brunet, de la Sección de Cáncer hereditario y Consejo Genético (SECOM), señaló que ha aumentado el número de parejas que plantean el problema. "Se trata de gente sana, en edad fértil, que sabe que es portadora de esta predisposición", indican.
El informe de El Mundo señala que hace años el diagnóstico preimplantacional se aplica a otras enfermedades hereditarias, lo que abre el debate sobre por qué no emplearlo en el caso de tumores.
Para muchos especialistas, el empleo de esta técnica para genes oncológicos debería estar sujeto a una serie de requisitos que pasan necesariamente por la consulta de consejo genético, la intervención de un equipo multidisciplinario, la valoración del riesgo de transmisión del tumor hereditario, la implementación de un estudio genético y el asesoramiento sobre medidas de detección precoz o prevención disponibles.
Los españoles están estudiando la experiencia en Gran Bretaña donde desde 2006 se ha autorizado el diagnóstico genético para casos de cáncer aunque cada uno de ellos debe ser permitido después de verificar "la historia familiar, el tipo de mutación y otras circunstancias". La responsable de diagnóstico preimplantacional del Instituto Universitario Dexeus de Barcelona, Mónica Parriego, explicó que en España el procedimiento sería similar al británico.
"Si la solicitud se saliese de los tres supuestos que marca la ley, la comisión debería evaluar cada caso y emitir un informe favorable o desfavorable. Aunque finalmente son las comunidades las encargadas de autorizarlo", indicó la especialista a El Mundo.
Pero la técnica plantea algunos riesgos y tiene limitaciones importantes, por lo que muchas parejas se echan atrás.

Otros casos de "bebés de diseño"
Javier nació a mediados de octubre en Sevilla, España, gracias a una técnica de fertilización in vitro (FIV). Sus células madre "servirán para curar a su hermano Andrés, que padece una enfermedad hereditaria grave. Sus padres decidieron que naciera para "salvar" a su hermano. Está libre de la enfermedad gracias al diagnóstico genético preimplantacional.
Una familia argentina tomó una decisión similar en 2002, aunque sin recurrir a la FIV.