miércoles, 19 de noviembre de 2008

Larga caminata por la paz mundial


La primera Marcha Mundial por la Paz y la No Violencia recorrerá todo el planeta pidiendo el fin de las guerras, las armas nucleares y la eliminación de todo tipo de violencia, se realizará desde el 2 de octubre de 2009 hasta el 2 de enero de 2010. La iniciativa tiene importante adherentes a nivel mundial entre los que se destacan Noam Chomsky, José Saramago, Ariel Dorfman, Zubin Mehta, Eduardo Galeano, Maximiliano Guerra, Lito Vitale, Patricia Sosa, la Asociación Cristiana de Jóvenes y Opanal (Acuerdo Latinoamericano por el Desarme).
El lanzamiento en Argentina se realizó en la sede del Colegio Público de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires, cuyo secretario general, Guillermo Fanego, aseguró que la participación de la institución obedece a la decisión de defender siempre la Constitución Nacional y los derechos humanos. "Debemos comenzar a pensar que el hombre es el centro de toda actividad y dejar de lado la visión de que el ser humano es el propio lobo de sus pares", dijo y abrió la discusión sobre la concepción del ser abogado ya que propuso además que los letrados procuren "cambiar su paradigma y buscar siempre la solución de los conflictos mediante los consensos y el diálogo". Otra de las organizaciones que apoyan la iniciativa es el Movimiento Humanista, su vocero Guillermo Sullings, aseguró que la marcha no persigue otro objetivo más que generar conciencia sobre la importancia del desarme mundial.
En esa línea, remarcó que se debe tener presente que el tema de las armas nucleares no es algo que quedo olvidado en la época de la guerra fría, sino que se trata de una situación del presente. Las Abuelas de Plaza de Mayo compartieron la propuesta ya que “en este tiempo en que por intereses económicos, por la indiferencia o la ambición desmedida de los poderosos no se atiende el sufrimiento de millones de hermanos excluidos, abandonados y hambrientos en todo el mundo”.
El escritor portugués, José Saramago hizo su aporte en la causa y expresó su conformidad a la organización cuando expresó que la iniciativa “se trata, por tanto, de hacer más fuerte la voluntad de paz que la voluntad de guerra, de participar en la movilización general de lucha por la paz: es la vida de la Humanidad la que estamos defendiendo, ésta de hoy y la de mañana, que quizás se pierda si no la defendemos ahora mismo. La humanidad no es una abstracción retórica, es carne sufriente y espíritu en ansia, y es también una inagotable esperanza. La paz es posible si nos movilizamos para conseguirla, en las conciencias y en las calles”.
UN CAMINO QUE UNE AL PLANETA.
La marcha comenzará en Nueva Zelanda el 2 de octubre de 2009, aniversario del nacimiento de Gandhi, y finalizará en la Cordillera de los Andes el 2 de enero de 2010. Durará 90 días, tres largos meses de viaje, pasará por todos los climas y estaciones, desde el verano tórrido de zonas tropicales y desiertos hasta el invierno siberiano y recorrerá los seis continentes, dentro de noventa países cubriendo una distancia de 160.000 km por tierra, en tanto algunos tramos se recorrerán por mar y por aire.
Se trata de una iniciativa de Mundo sin Guerras, una organización internacional que trabaja desde hace 15 años en el campo del pacifismo y la no violencia y que tiene su sede en Argentina. La actividad estará abierta a la participación de toda persona, organización, grupo, partido político, empresa, etc., que comparta la sensibilidad del proyecto, ya que se trata de un recorrido y no de algo cerrado.