viernes, 28 de noviembre de 2008

Derrames cerebrales: la mayoría no sabe reconocer los síntomas


Muchas de las personas que sufren un ataque cerebral no saben reconocer los síntomas y, por lo tanto, demoran en concurrir a la guardia médica. Esto es grave, pues la tardanza reduce la posibilidad de recuperación.
El ataque cerebral o cerebrovascular (ACV) isquémico el más frecuente se produce cuando un coágulo bloquea un vaso sanguíneo en el cerebro. Cuando disminuye o se interrumpe el flujo de sangre al cerebro, sus células empiezan a morir. Por lo tanto, se trata de una emergencia, ya que puede provocar una grave discapacidad o la muerte.
Un estudio realizado con 400 pacientes atendidos en la Clínica Mayo de Rochester (Estados Unidos), publicado en Emergency Medicine Journal, mostró que el 58% no pensó que lo que le estaba sucediendo fuera un ataque. Casi el 20% creía que el ACV sobreviene gradualmente. Y el 16% suponía que los síntomas se irían solos.
El promedio de demora en hacerse atender fue de 3 horas 37 minutos. Y sólo el 20,8% sabía de la existencia de la terapia trombolítica, una droga que se administra por vía intravenosa, que disuelve el coágulo que tapa la arteria.
"El período de ventana para poder administrarlo es de 3 horas , ya que más allá de ese lapso, existe el riesgo de que se produzcan sangrados cerebrales que empeorarían el pronóstico del paciente explicó a Clarín el doctor Luciano Sposato, director del Centro de Stroke de la Fundación Favaloro. En realidad, tendría que llegar a la guardia antes de las dos horas y cuarto, ya que el médico necesita 45 minutos para evaluar si conviene o no suministrarle ese tratamiento".
"Por más que no reciban esta terapia específica, igualmente, cuanto antes lleguen, mejor, porque hay una serie de medidas grales que se pueden tomar, y que mejoran el pronóstico a largo plazo. Sí o sí hay que consultar rápido".
El 26.5% de los pacientes atendidos había sufrido ataques isquémicos transitorios, o sea que los síntomas habían desaparecidos por sí solos. "Si esto ocurre en menos de una hora, es una emergencia neurológica que está avisando que en los próximos días probablemente ocurra un ataque cerebral más grave advierte Sposato. Y en el 60% de los casos, esto sucede en las primeras 48 horas".


Señales de alerta
Hemiplejia
: 8 de cada 10 pacientes sufren parálisis de la cara, el brazo o la pierna del mismo lado, en forma separada o todo a la vez.

Afasia: uno de cada dos pacientes tiene dificultades para hablar o para comprender lo que se le dice.
Trastornos visuales: muchos se quedan ciegos de un ojo o no pueden ver la mitad del campo visual.
También puede presentarse vértigo o falta de coordinación.