domingo, 9 de noviembre de 2008

"Los chicos le tienen más temor al embarazo que al contagio de HIV y sífilis"


Las estadísticas muestran que cada diez años hay un descenso de seis meses en la edad de iniciación sexual de los jóvenes. Actualmente, el debut sexual llega, en promedio, a los 15 años", afirma a Clarín Aldo Marconetto, secretario de Salud Comunitaria del Ministerio de Salud de la Nación.
El Centro Latinoamericano de Salud y Mujer (CELSAM) coincide con ese dato. Otros expertos, en cambio, aseguran que ahora los adolescentes comienzan a tener relaciones sexuales a los 13. Un estudio de la Universidad Kennedy sobre 750 alumnos secundarios revela que el 71% ya se inició sexualmente.
Los expertos advierten que las enfermedades de transmisión sexual en los chicos de 12 a 19 años aumentan y que los jóvenes las ignoran. "Los chicos le tienen más temor al embarazo no deseado que al contagio de HIV, HPV (virus de papiloma humano), sífilis, gonorrea y hepatitis, entre otras enfermedades", señala Marconetto.
En los últimos años, la mayor preocupación de las autoridades sanitarias pasó a ser el contagio de sífilis, una enfermedad que se puede transmitir oralmente. El último relevamiento del Ministerio de Salud de la Nación indica que los casos de sífilis en los chicos se duplicaron en seis años. En 2006 se registraron 1.138 casos en todo el país, mientras que en 2000 hubo 682. El HIV, sin embargo, bajó: se registraron 543 casos en 2000 y 134 en 2006.
"El contagio de esta enfermedad es mayor en los adolescentes que en los adultos. Las cifras siguen creciendo porque hay mucho desconocimiento: los chicos eligen practicar sexo oral porque creen que así conservan su virginidad y evitan el contagio de enfermedades", explica Isabel Boschi, sexóloga y presidenta de Federación Sexólogica Argentina.
Ese estudio también muestra otra cifra alarmante: entre el 55% y 60% de los embarazos adolescentes no son planificados. "Esa cifra se duplica en las provincias con mayores índices de pobreza, analfabetismo y escolaridad incompleta", dice Marconetto. En la última encuesta realizada por el CELSAM, el 62% de las adolescentes respondió que no utilizó ningún método anticonceptivo durante su primera relación sexual.

Opinión
Los jóvenes nos muestran su debut sexual a través de medios de comunicación como Internet. ¿Por qué lo hacen?
En la adolescencia, etapa en la que sus identidades aún no están constituidas, los chicos no diferencian los límites entre lo público y lo privado. A este factor se suma la omnipotencia que domina sus conductas y que también trasladan a Internet. ¡No pasa nada!, es lo que dicen.
De esta manera, los chicos niegan los riesgos, confunden el mundo virtual con el real y las relaciones interpersonales con las virtuales. La intimidad es expuesta sin definir los límites. Nos ofrecen esas imágenes que son parte de su valiosa vida y lo hacen bajo el paradigma de la libertad que los condena a ser esclavos de la mirada de los otros. Buscan confirmarse y encontrarse, pero con esta conducta sólo logran perderse a sí mismos.
Alejandra Landoni
Psicóloga Univ. Kennedy
Consejos para padres
Permitir las preguntas.
lo que no reciban en la casa lo buscarán afuera y no siempre de las mejores fuentes.
No revictimizar a los adolescentes.
Son un reflejo del modelo adulto y de lo que se les transmite. Hay que acompañarlos y sostenerlos en el proceso de cambio que están viviendo, tolerando los enfrentamientos y planteos.
Escuchar, fomentar y desarrollar el diálogo.
Crear espacios de encuentro y actividades recreativas con sus amigos y compañeros. La escuela debe favorecer la construcción de un lugar de pertenencia en el cual el chico pueda confiar, compartir y desarrollar sus potencialidades intelectuales y humanas. Muchas veces es la primera institución que detecta que algo está pasando y puede implementar medidas diagnósticas y preventivas.
Enseñarles a valorar su vida, el respeto a sí mismo y a los demás.
Formarlos para que integren la sexualidad como parte de la vida comprendida en los valores de respeto, responsabilidad, afecto, placer, amor y también compromiso.