jueves, 13 de noviembre de 2008

El tamaño de la cadera y cintura predice riesgos para la salud


Según un estudio europeo, mediciones simples de la cadera y la cintura ofrecerían una mejor forma de pronosticar la muerte relacionada con la obesidad que el sistema estándar del índice de masa corporal.
Como el método estándar del índice de masa corporal (IMC) no funciona muy bien en algunas personas, como los ancianos o los fisicoculturistas, los expertos comenzaron a buscar un modo mejor de observar la circunferencia de cintura o la proporción del tamaño de la cintura y la cadera.
Entre las personas con IMC comparables, tener 5 centímetros extra en la cintura aumentaba un 17% el riesgo anual de muerte en los hombres y un 13% en las mujeres, según el equipo dirigido por el doctor Tobias Pischon, del Instituto Alemán de Nutrición Humana Potsdam-Rehbruecke. Cuando calcularon la proporción cintura-cadera dividiendo el tamaño de cintura de una persona por la mayor amplitud de sus caderas, el equipo de Pischon reveló que el riesgo de muerte aumentaba un 34% en los hombres y un 24% en las mujeres cada vez que la proporción crecía 0,1.
La circunferencia de cadera sola no predijo la muerte mejor que el IMC, que se calcula dividiendo el peso de una persona en kilogramos dividido por el cuadrado de la altura en metros, indicaron los autores.
El equipo empleó datos de la Investigación Prospectiva Europea sobre Cáncer y Nutrición, que incluyó a 359.387 personas de nueve países. Incluso entre las personas con peso normal, los hombres con las mayores cinturas tenían una tasa de muerte más de dos veces mayor que los delgados.
Entre las mujeres, la tasa era un 79% mayor si su peso se ubicaba en el rango normal pero sus panzas eran grandes.
Los resultados, publicados en New England Journal of Medicine, "resaltan la importancia de evaluar la distribución de la grasa corporal aún entre las personas de peso normal y desafían al uso de puntos límite para definir la obesidad abdominal, al menos cuando se utilizan para predecir el riesgo de muerte", escribieron los autores.
Investigaciones previas sugirieron que los hombres no deberían tener una proporción cintura-cadera superior a 0,95, mientras que en las mujeres no debería superar 0,80.
Fuente: Reuters