domingo, 23 de noviembre de 2008

Peligros del spray para el pelo en el embarazo


LONDRES (EFE). La exposición a spray para el pelo durante el embarazo puede aumentar el riesgo de bebes nacidos con malformaciones en el sistema genitourinario, según un estudio del Colegio Imperial de Londres que publica la revista Environmental Health Perspectives.
Los autores del estudio aseguran que las mujeres que están expuestas a los ftalatos, unos compuestos químicos que se emplean para ablandar el plástico y que están presentes en el spray para el pelo, podrían correr mayor riesgo de tener hijos con hipospadia, una anomalía congénita que evita que el pene se desarrolle correctamente.
Los investigadores aclaran que el peligro no está en el uso doméstico de ese producto, sino en el caso de las mujeres embarazadas que están expuestas a mayores dosis por razones de trabajo, como en el caso de las peluqueras o de las trabajadoras de centros de belleza.
El estudio examinó el caso de 471 mujeres que habían tenido hijos con hipospadia y de un número similar de mujeres con bebes sin malformaciones, y halló que la exposición al spray en las mujeres del primer grupo había doblado la del segundo.
No obstante, el profesor Paul Elliot, del Colegio Imperial de Londres, advirtió que todavía no está demostrado que la asociación observada en el estudio sea causal, por lo que se necesitan más estudios para confirmalo.
"Las mujeres no deben alarmarse. El estudio añade un poco más de información sobre la percepción médica general que se tiene de estos compuestos químicos, pero será necesario seguir investigando para demostrar que la relación existe."
El investigador añadió que "son las mujeres embarazadas las que tienen que decidir si quieren estar expuestas a este riesgo o no", y subrayó que lo que sí deberían hacer como norma es tomar una dosis extra de ácido fólico al inicio del embarazo para prevenir malformaciones como las hipospadias o la espina bífida.
El Parlamento Europeo prohibió en 2005 el uso de los ftalatos en la fabricación de juguetes y artículos de puericultura por considerarlos peligrosos para la salud.