miércoles, 9 de julio de 2008

Polémica venta de hijos en Misiones



Un matrimonio de Oberá vendió a su cuarto hijo en seis años. La transacción, según un abogado, “no está penada por la Justicia”.
09.07.2008-Crítica de la Argentina
Un matrimonio de Oberá (Misiones) vendió el sábado pasado su cuarto hijo en cinco años. La nena de catorce meses fue otorgada a una pareja de la provincia de Buenos Aires por seis mil pesos, pero el matrimonio recibió solamente dos mil.
Shirley, rubia y de ojos celestes, “habría sido sedada para que no hiciera escándalos cuando el matrimonio bonaerense la llevara hacia su domicilio”, según el diario El Territorio.
El acuerdo se habría hecho en el estudio de una reconocida abogada de Oberá, con una escribana presente. La pareja compradora -que tendría en su poder los documentos de la nena- acordó pagar el resto del dinero pactado en agosto próximo.
POLÉMICA PARA UN CASO COMPLEJO.
Un abogado de Posadas aseguró que “la venta de un hijo no está penada por la Justicia. Podrá haber un reproche moral, social, pero no es delito. Ahora, si los compradores hacen supresión de identidad, lo inscriben a su nombre, eso es otra cosa. El especialista consultado por el diario misionero lamentó que en el país sucedan hechos así “porque reflejan la miseria en la que vivimos”.
Nélida, la madre de Shirley, tiene 28 años. Hasta el domingo vivía junto a su marido en el barrio San Miguel, un humilde conglomerado habitacional de Oberá. El Territorio describió el lugar como “una cantera inagotable de víctimas de las organizaciones criminales de trata de personas”.
De los cinco hijos que tuvo, sólo una nena de siete años permanece a su lado. Alexandro fue entregado a una pareja de Santa Fe en 2003. En 2005, un matrimonio bonaerense compró a Lisandro, mientras que Leonardo fue comprado al año siguiente.
Todas las operaciones se concretaron gracias a la intervención “de una mediadora, reclutadora o buscapanza que opera y es muy conocida en el barrio San Miguel de Oberá”, precisó El Territorio.