jueves, 17 de julio de 2008


Leo y Ryan son los nombres dados a dos gemelos, uno blanco y el otro negro, nacidos ayer en un hospital berlinés. Su madre, Florence, es africana, de Ghana, y el padre, Stephan, es alemán. "Ocurre raramente que dos gemelos tengan color de piel distinto", dijo el presidente del Congreso Internacional de Genética en un curso en Berlín.