miércoles, 16 de julio de 2008

El cine del futuro: comienza una nueva era en 3D



Viaje al centro de otra dimensión
Con la nueva versión de un clásico de Julio Verne, Hollywood empieza a vivir con expectativas lo que algunos califican como la segunda gran revolución de la industria del cine
16 de julio de 2008 La Nación

Dicen en Hollywood que ya está en marcha una nueva edad de oro en tres dimensiones. Y que hubo que viajar hasta el mismísimo centro del planeta para poner en marcha esta era con la actualización de un viejo recurso que hasta aquí sólo regresaba, de tanto en tanto, más como curiosidad que como hecho con perspectivas de largo plazo. Todo parece estar cambiando ahora, aunque en la Argentina habrá que esperar hasta 2009 para acompañar con certidumbre este indiscutible cambio de tendencia.
Después de mucho tiempo, el optimismo por el futuro parece haber ganado a los dueños de los estudios y a los exhibidores de la meca del cine. Desde allí se irradia al resto del mundo del entretenimiento globalizado la sensación de que luego de mucho tiempo podría ser posible enfrentar con armas sólidas el progresivo deterioro del acto tradicional de ver películas en el cine. Con la vuelta de las tres dimensiones, la posibilidad de ver cine a través de un salto tecnológico digno del siglo XXI, con espectadores literalmente metidos en el interior de la aventura que están presenciando, podría regresar al escenario de la experiencia cinematográfica compartida.
Otras innovaciones

Hasta aquí, casi todas las innovaciones recientes puestas al servicio del espectador correspondieron al terreno del entretenimiento hogareño, y ese crecimiento del confort para seguir películas desde la casa -a través de tecnología de punta en los aparatos reproductores y de la alta definición- superaba con creces lo que podía ofrecer de atractivo una sala cinematográfica para convocar otra vez a quienes preferían el sonido envolvente de un home theater .
El viernes último se estrenó en 2811 salas de Estados Unidos y Canadá la nueva versión de Viaje al centro de la Tierra , casi 50 años después de la más conocida adaptación cinematográfica de la célebre novela de Julio Verne.
Entre aquella de 1959, protagonizada por Pat Boone, Arlene Dahl y James Mason, y ésta, que tiene a Brendan Fraser como estrella indiscutida, hay más de una coincidencia argumental: ya desde los avances que pueden verse en televisión vemos por ejemplo a Fraser y sus compañeros de aventuras (el adolescente Josh Hutcherson y la bella e intrépida Anita Briem) enfrentándose como Boone y los suyos en los años 50 a monstruos antediluvianos que se resisten a la extinción en el núcleo de nuestro planeta.
En este caso, la gran novedad es que la versión 2008 de Viaje al centro de la Tierra aparece como la primera película de ficción con personajes de carne y hueso rodada íntegramente en sistema digital y tres dimensiones.
Hasta aquí, sólo ocurría algo así con algunas producciones documentales y animadas, aunque en este último terreno, como ya hemos señalado en estas páginas, el futuro cercano está escrito con todas las letras en 3D: los dos actores protagónicos de este mercado, Pixar y DreamWorks, ya decidieron encarar la totalidad de sus proyectos en 3D a partir del año que viene. En este sentido, los próximos episodios de Shrek (DreamWorks) se sumarán al regreso de Toy Story (Pixar), cuyos dos primeros episodios están siendo adaptados a esta nueva tecnología. Además, habrá un tercer Toy Story en 3D para 2010.
La lista de novedades que se presentarán a lo largo de 2009 en tres dimensiones está encabezada por Monsters vs. Aliens y seguirá, entre otros, con títulos animados como Up (Pixar) y la tercera parte de La era de hielo; una nueva versión del clásico Cuento de navidad , de Charles Dickens, con Jim Carrey, y la muy esperada vuelta de James Cameron, doce años después de Titanic, con su fantasía de ciencia ficción Avatar .
Buena parte de la tecnología aportada por Cameron -cámaras en 3D de alta definición utilizadas por el realizador en algunas de sus celebradas producciones documentales de los últimos años- fue utilizada por Eric Brevig, director de Viaje al centro de la tierra . El realizador, que llevó adelante los efectos visuales de Hombres de negro y El vengador del futuro , dijo que el rodaje en Islandia no estuvo circunscripto sólo a escenas sujetas luego a sofisticados efectos especiales. "También hubo mucha acción física y los actores se expusieron a esos riesgos. Tuvimos, por ejemplo, bastante cuidado cuando tenían que hacer rapel y descender sobre la ladera de una montaña, y la pasamos bastante mal cuando Anita debió ser rescatada por buzos en una escena filmada bajo el agua. Filmaba por la mañana y algunas personas que visitaron el set podían ver por la noche en tres dimensiones todo lo que rodado pocas horas antes. Este será el modo de filmar que se impondrá de aquí en adelante, definitivamente", señaló Brevig al semanario Entertainment Weekly .
Hace pocos días, en Dallas, Brevig profundizó este punto, que para los observadores es el que marca la diferencia entre las películas previas proyectadas en 3D (cuyos anteojitos en dos colores tienen una larga historia en materia cinematográfica) y un futuro en el que se utilizarán lentes de tecnología avanzada y con los cuales podrán seguirse las películas de principio a fin, sin las clásicas molestias y jaquecas del pasado.
Hasta ahora, según observa el director de Viaje al centro de la Tierra , una película se rodaba en dos dimensiones y la tercera se incorporaba sólo en el proceso de posproducción. "Filmar directamente en 3D es como fundar un nuevo lenguaje cinematográfico, porque se construye una nueva posición para el espectador. Ahora, una película de este tipo se mira de otro modo y el compromiso físico de quien está sentado en la butaca y sigue la acción es mucho más fuerte, intenso, directo."
Si algo faltaba, lo dijo el veterano animador Ben Stassen, que con Fly Me to the Moon -la historia de unos insectos que participan de la travesía lunar de la Apolo 11, con la voz del astronauta Buzz Aldrin- se suma en estos días a esta tendencia tridimensional en Estados Unidos.
"El regreso del 3D es la segunda revolución en la historia del cine -señala, haciéndose eco de dichos del poderoso ejecutivo Jeffrey Katzenberg, uno de los dueños de DreamWorks-. El primero fue el del tránsito del blanco y negro al color y consistió en el único momento en que una transformación técnica cambió la cara del cine. Lo mismo ocurrirá ahora, gracias a las tres dimensiones."
Por Marcelo Stiletano De la Redacción de LA NACION
Claves en tres dimensiones
De la mano de Verne. Con Viaje al centro de la tierra, filmada íntegramente con cámaras digitales 3D, se inaugura una nueva etapa, que Hollywood define como "revolucionaria".
Exposición.
Los avances en esta materia estarán presentes en una muestra de tecnología y entretenimiento, The 3DX, que por primera vez se celebrará este año, del 19 al 23 de noviembre, en Singapur.
Animación en marcha (I).
A partir del año que viene, todas las producciones animadas de DreamWorks se harán con el sistema 3D. La primera será Monsters v. Aliens, y luego llegará el nuevo Shrek.
Animación en marcha (II).
Ocurrirá lo propio con Pixar, que en 2009 tendrá en 3D su nuevo film, Up, y el reestreno de la primera Toy Story.
En la Argentina. Se espera que el nuevo sistema se expanda