martes, 15 de julio de 2008

Un láser mal utilizado dejó casi ciegos a más de 30 jóvenes

Por: Georgina Elustondo
El hecho es inédito, casi inexplicable. Pero ocurrió en Rusia y la noticia está dando la vuelta al mundo: más de treinta jóvenes y adolescentes que disfrutaban una fiesta electrónica perdieron buena parte de su visión (en algunos casos supera el 80%) cuando un láser programado para dibujar imágenes en el cielo les apuntó a los ojos y les quemó la retina. Los expertos explican que "funcionalmente" son ciegos, porque sólo podrán ver bultos y el daño es irreversible.

Sucedió el 5 de julio en Vladimir, una ciudad ubicada a 80 kilómetros al norte de Moscú, en el marco de uno de los festivales de música electrónica (Aquamarina) más importante de ese país. Como la fiesta era al aire libre, los organizadores de la rave habían contratado un show de rayos láser de gran potencia, capaz de llenar el cielo de dibujos en apenas segundos. El problema fue que el día amaneció lluvioso y tuvieron que instalar grandes carpas para que la diversión pudiera seguir hasta la mañana siguiente.

Según explicaron expertos consultados por medios rusos, en lugar de suspender el show de luces usaron los cañones dentro de las carpas, reflejando los rayos sobre los miles de asistentes que bailaban en el lugar. "Los técnicos cometieron un error gravísimo. Dirigieron contra la gente los haces de luz desprendidos por cañones de láser súper potentes. Ese tipo de aparatos no debería usarse en espacios pequeños", subrayaron.

Los especialistas que atendieron a los chicos contaron que muchos salieron de la fiesta quejándose de dolores o molestias en los ojos. "Todos los afectados tienen las retinas quemadas. Algunos perdieron más del 80% de la visión, con daños irreversibles", informaron."Inmediatamente noté un encandilamiento, como cuando miras al sol. Lo que veía eran manchas molestas, quedé como enceguecido", contó uno de los perjudicados. "Lo que hicieron fue freírles la mácula. Es una barbaridad. Técnicamente, lo que sufrieron se llama fototraumatismo ocular, y es irreversible. Esas heridas en la mácula generan cegueras puntuales: ya no podrán leer, ni manejar, ni reconocer siquiera un auto que se acerca. Son funcionalmente ciegos. Sólo ven bultos", explicó a Clarín el oftalmólogo Robert Kaufer.
El daño es similar al que puede causar el mirar un eclipse sin protección adecuada, o el clavar la mirada en una soldadora mientras alguien la usa. Todos los expertos consultados por Clarín coincidieron en que lo que ocurrió es muy raro, y sin duda obedeció a una imprudencia por parte de los organizadores. "Cualquiera debería saber que el láser funciona a una longitud de onda determinada y que a cierta distancia daña la vista", subrayó Kaufer.

El doctor Carlos Plotkin, ex presidente de la Sociedad Argentina de Oftalmología, destacó "lo insólito" del caso para despejar temores. "Es muy raro que pase algo así. Tienen que darse un par de cosas poco frecuentes: que el rayo tenga una potencia muy importante y que apunte directamente a la mácula -para lo cual la pupila debe estar dilatada-. Si el enfoque es exacto y el láser, fuerte, entonces sí: la quemadura puede ser gravísima y el daño, irreparable", comentó. En Rusia, el Ministerio de Salud contabilizó 32 jóvenes de entre 16 y 30 años con pérdidas de visión en diferentes grados. Algunos ya tienen un diagnóstico de "más de 80% de pérdida"."Todos tienen quemaduras en la retina", informaron los oftalmólogos que los atendieron. Y hay una veintena de chicos que están siendo evaluados para determinar qué nivel de daño les ha provocado el láser. Según los expertos, la tragedia fue causada principalmente por el tamaño del láser. "Se utilizó un láser extremadamente potente para un espacio muy pequeño", dijeron.

Recomiendan no mirarlos fijo
Tres oftalmólogos consultados por Clarín afirmaron que la posibilidad de que un láser dañe la visión es mínima. "De todos modos, uno debería evitar mirar fijo a la fuente de emisión, porque no sabe la potencia del aparato y no hay que correr riesgos", destacó Carlos Plotkin. Lo mismo recomendó el oftalmólogo Carlos Argento: Nunca hay que mirar un rayo láser de frente , destacó. En general, explicaron, los láser comunes no dañan la visión. El puntero láser, por ejemplo, no genera problemas, pero yo no recomendaría a alguien que lo mire fijo. Si uno no sabe qué longitud de onda tiene una fuente lumínica, siempre es mejor tener ciertos cuidados y no mirarla directamente , señaló.