sábado, 19 de julio de 2008

Es tan riesgoso dormir mucho como poco en la posmenopausia



Tienen más chances de sufrir ataques cerebrovasculares por cambios hormonales


Después de la menopausia, la protección hormonal empieza a reducirse, las mujeres suelen aumentar de peso y son más hipertensas. Todos estos factores favorecen el desarrollo de enfermedades cerebro-cardiovasculares. Ahora, un nuevo estudio científico indica también que las mujeres posmenopáusicas pueden correr mayor peligro de sufrir un ataque cerebrovascular si duermen demasiado o muy poco. Un adelanto del trabajo fue publicado ayer por la revista Stroke, de la Asociación de Cardiología de Estados Unidos. El grupo de investigadores estudió, entre 1994 y 2005, a 93.000 mujeres entre los 50 y 79 años. Su fin primario era analizar el impacto de los estrógenos en este segmento de mujeres, pero, fortuitamente, hallaron otro fenómeno: que, tanto las mujeres que duermen nueve horas o más como las que duermen menos de seis horas diarias, pueden correr mayor peligro de sufrir un accidente cerebrovascular. "Es un hallazgo de estos investigadores, pero como no era su objetivo principal, aún no pudieron determinar las razones de que en ambos extremos ocurra el mismo fenómeno: que aumenten las probabilidades entre quienes duermen mucho y entre quienes duermen poco. En principio, se podría especular con un fenómeno de comportamiento vinculado con estos accidentes: el estrés. Si fuera así, quienes duermen poco podrían tener más tendencia a sufrirlos y, entre quienes duermen mucho, podría explicarse porque interrumpen el sueño varias veces en la noche", explicó a Clarín Enrique Gurfinkel, jefe de cardiología de la Fundación Favaloro. Siempre a título hipotético, Gurfinkel explicó que los resultados podrían encuadrarse en otro fenómeno probado hace tiempo: que quienes roncan más tienen más chances de tener ataques cerebrales o cardíacos porque el ronquido es un trastorno de la respiración. Guillermo Fábruegues, cardiólogo de la Sociedad argentina de cardiología y vicepresidente de la Fundación Cardiológica argentina, contextualizó: En Argentina como en el resto del mundo, las enfermedades cardio-cerebro vasculares son la primera causa de mortalidad de las mujeres. Esta causa supera ampliamente la mortalidad por cáncer . Y relativizó las conclusiones: La mayor probabilidad de estos ataques en quienes duermen más horas podría estar asociada a que, al dormir más, estas mujeres son más sedentarias, tienen más sobrepeso y por lo tanto más hipertensión y diabetes y, por eso, más probabilidades de accidentes cerebrovasculares . Mildren del Sueldo, ex presidenta del Comité de enfermedades cardiovasculares de la mujer de la Federación argentina de cardiología indicó: El 70% del las mujeres posmenopáusicas tienen sobrepeso u obesidad. El estrés en las que menos duermen y el sobrepeso en las que más duermen podrían estar explicando el hallazgo .