jueves, 24 de julio de 2008

Localizan en el cerebro el lugar de la obsesión



Un grupo de científicos localizó una zona del cerebro que no se activa en las personas con desorden obsesivo-compulsivo (DOC) y en aquellas en riesgo de desarrollar la condición. El hallazgo permitiría diagnosticar el desorden debilitante mucho antes y evaluar mejor cómo están funcionando las terapias farmacológicas.
"El hallazgo principal es que en las personas con desorden obsesivo compulsivo y sus parientes sin afectar (por la enfermedad), parte de la corteza orbitofrontal no se activa como debería", dijo Samuel Chamberlain, experto en neurología de la University of Cambridge, quien dirigió el estudio. "Este es el primer estudio que identifica cerebros con fallas de activación en las personas en riesgo de padecer DOC", agregó.
El DOC es un desorden psiquiátrico de la ansiedad que se caracteriza por pensamientos e impulsos recurrentes y persistentes, como lavarse las manos una y otra vez descontroladamente.