jueves, 17 de julio de 2008

Para disfrutar una salida, la mayoría no busca que su pareja sea inteligente

Los varones quieren que tengan belleza física. Ellas requieren carácter, sensibilidad y sentido del humor.
¿Qué buscan los hombres a la hora de elegir una mujer con la que hacer una salida? ¿Y las mujeres, qué característica, qué cualidad, buscan en los hombres? Una encuesta indagó en esa cuestión y sus resultados son reveladores: la mayoría de la gente no pretende que la otra persona sea inteligente.
De acuerdo al sondeo, el 51 por ciento de los varones mencionó los diferentes atributos (cuerpo, sensibilidad, carácter, sentido del humor, ojos y mirada y otros aspectos como que sea sana o de buena familia) que debe tener una mujer con la que se va a salir. El restante 49 por ciento sí remarcó que esa persona debía ser inteligente.
Las respuestas de las mujeres tuvieron un tono parecido. Sólo el 39% especificó que al momento de elegir un hombre para hacer una salida era imprescindible que ese varón fuera inteligente. El 31,9 dijo que quería que el hombre tuviera carácter, sentido del humor; el 14,9 destacó que era importante que tuviera sensibilidad y el 7,8 remarcó que le importaban los ojos y la mirada. Apenas el 2,1 de las mujeres dijo que le importaba el cuerpo del varón.
Para la encuesta se entrevistó a 203 mujeres y 197 hombres de diferentes clases sociales y edades del área metropolitana.
La investigación fue realizada por AZ Research, una consultora que se dedica a la investigación de mercado. Su director, David Brown, dijo a Clarín: "La gente hubiera podido falsear sus respuestas si las entrevistas hubieran sido cara a cara. Pero en este caso fueron anónimas, ya que se hicieron por teléfono".
Según el sexólogo Adrián Sapetti, "el varón es muy visual. Por eso, cuando se le va a presentar una mina lo primero qué pregunta es si está buena. Nadie pregunta si es inteligente".
Norberto Inda, psicoanalista e investigador en temas de género, agregó: "Muchos varones no desestiman la inteligencia, pero consideran al cuerpo de la mujer sumamente prioritario".
La psicóloga Irene Fridman, también especializada en género, aportó: "Los varones temen la inteligencia de las mujeres porque ellas pueden criticarlos y cuestionarlos. Pueden sentirse disminuidos al lado de una mujer inteligente".