martes, 15 de julio de 2008

Pase libre: una mujer 'le regaló' a su marido sexo diario por un año

El cumpleaños de una pareja siempre presenta una problemática: encontrar el regalo perfecto que logre causar en el otro sorpresa, emoción y alegría.
Esa tarea no es sencilla. No al menos para algunos.
Para Charla Muller, encontrar el regalo para su marido fue muy sencillo. La mujer decidió regalarle a su pareja por su cumpleaños número 40 tener sexo todos los días por un año, publicó el diario Dailymail. “No quería que el mire para atrás y se pregunte a él mismo: ¨¿Qué era lo que Charla me regaló para mis 40?¨. Cuando salí con la idea del sexo diario pensé a ¨ a qué hombre no le parecería el regalo perfecto¨”, reflexionó la mujer. Sin embargo, al principio no pareció gustarle a nadie la idea.



La mujer no se lo contó a sus amigas hasta pasado la mitad del año de sexo diario y esperaba ansiosa las felicitaciones. Sin embargo, eso no fue precisamente lo que sucedió. “Cuando se los conté primero fueron incrédulos y la mayoría pensó que yo estaba loca”, dijo la mujer.“Una de ellas dijo que jamás le iba a contar a su marido por si acaso se le ocurría que el también lo quería. Otra dijo que era una idea poco realista. Otras estuvieron de acuerdo con ofrecer sexo diario por una semana, pero ¡¡¡por un años!!!”

Si viene de arriba

Lo peor fue que a su marido tampoco le agrado la idea: “Para mi horror, el declinó el ofrecimiento diciendo que no quería que sienta que tenía que tener sexo con él todos los días. Después el se fue diciendo que lo discutiríamos más tarde”, relató Charla. De todos modos, la persistencia de ella hizo que en el 2006 se embarcaran en esa travesía. La experiencia fue tan satisfactoria que ella decidió escribir un librotitulado “365 noches: memoria de intimidad” y el hizo lo mismo y publicó el suyo “Sólo hacerlo”. Ambos libros fueron un éxito y llevaron a las parejas revisar su vida sexual.


Ahora tanto Charla como su esposo aprecian los beneficios del regalo: “El matrimonio cambió completamente. Empezamos a ser más atentos el uno con el otro no sólo en la cama sino en las cosas cotidianas también. Estamos mucho más unidos”.Y agrego: “Incluso levantó mi autoestima. Me siento sexy y entendí que no pasa por si estás más flaca o más gorda".
Viernes 11 de Julio de 2008