sábado, 12 de julio de 2008

Violencia escolar: la gente cree que a los chicos les faltan límites

ENCUESTA DE LA UNIVERSIDAD ABIERTA INTERAMERICANA
El 70 por ciento de los encuestados aprobaría la vuelta de las amonestaciones.
Una encuesta de una universidad privada sostiene que la violencia en las escuelas se explica por la falta de reglas, límites y sanciones.
Según el relevamiento, el 47% de los encuestados cree que es necesario que las escuelas vuelvan a implementar un sistema más rígido. Y siete de cada diez personas creen que habría que reimplantar el sistema de amonestaciones en los colegios.
"El régimen disciplinario en las escuelas ha desaparecido. No existen más las amonestaciones, las suspensiones ni la expulsión, con lo cual el sistema está dando a los chicos el peligroso mensaje de que hagan cualquier cosa porque la sanción no existe , que es lo mismo respetar a la autoridad que desobedecerla y agredirla", opinó Edgardo De Vincenzi, rector de la Universidad Abierta Interamericana (UAI), consultor de la UNESCO y presidente de Adeepra, la asociación que nuclea a entidades educativas privadas del país.
El Programa de Estudios de Opinión Pública de la UAI procesó las respuestas de 998 adultos de Capital Federal en los primeros días de julio. Es decir, en sintonía con la difusión del video en donde un estudiante de Caballito se burla de su profesora (le abre un paraguas en la cara, la tironea de un brazo) y que, al día siguiente, fue expulsado. Sin embargo, cuando se hizo el sondeo aún no se había difundido el video en donde se ve a alumnos de un colegio de Lomas de Zamora poner un preservativo en la cabeza de una docente y prenderle fuego el pelo. Esos alumnos no fueron sancionados.
Anoche, el Ministerio de Educación bonaerense informó a Clarín que se reunieron con el Consejo de Convivencia, pero que ninguno de los chicos admitió ser responsable (fue filmado con un celular y las caras no se ven) y por eso aún no se tomaron medidas.
El 88,6% de los encuestados contestó que a los niños y jóvenes le faltan límites.
El 86,8% contestó que los valores morales están siendo dejados de lado y son los mismos adultos quienes comenten excesos .
Y la última pregunta cuestiona la decisión de eliminar las amonestaciones.
Los educadores insisten en que a los niños y jóvenes con problemas de conducta no hay que castigarlos sino ayudarlos porque sufren algún desequilibrio: usted cree que ese sistema dio buenos resultados , preguntaron. Casi seis de cada diez dijeron que no.
Frente al funcionamiento de esos Consejos que rigen en las secundarias porteñas, De Vincenzi, dijo: El régimen de Consejos de Convivencia está demostrando resultados insuficientes. Mi propuesta es agregar a ellos la herramienta de la amonestación y los Consejos serían garantes de que las mismas no se apliquen en forma arbitraria. Sin premios y castigos los grupos se anarquizan .
En la Ciudad rige hoy la ley 223, que creó el sistema escolar de convivencia. Los colegios privados porteños se deben ajustar a las mismas normativas que los estatales pero no tienen la obligación de armar los consejos de convivencia.
El relevamiento indica además que el 58,4% de los entrevistados contestó que ciertas conductas de los jóvenes --comportamientos agresivos, consumo de alcohol, drogas, prácticas sexuales irresponsables--, se deben a la educación que reciben de sus padres y a la pérdida de valores .