domingo, 29 de marzo de 2009

Multitudinarias marchas en España contra la despenalización del aborto


MADRID.- Miles de personas que se oponen al aborto realizaron hoy varias manifestaciones públicas en diferentes ciudades de España, con el propósito de protestar contra los planes del gobierno de reformar la ley.
En el centro de Madrid, medio millón de personas, según los organizadores, participaron en la "Marcha por la Vida", que terminó con la lectura de un manifiesto en el que se rechazaba la reforma de la ley del aborto. "Sólo traerá más muertes y más sufrimiento para las mujeres", expresaron.
Durante la movilización, se reclamó que la legislación "proteja el derecho a la vivir y ser madre, amparando la vida en todo momento y circunstancia y ayudando a las mujeres embarazadas a superar cualquier problema que un embarazo imprevisto pueda generales".
Mientras tanto, los vecinos que se acercaron coreaban, entre otros lemas: "España se merece otro presidente", "No a la guerra contra inocentes", "El más oprimido, el niño no nacido" o "El aborto es un asesinato".
Camisetas rojas con grandes corazones, gorras y pegatinas con la inscripción "Derecho a Vivir", portadas por ancianos, adolescentes y jóvenes matrimonios con niños se convirtieron en protagonistas de la jornada.
Además de Madrid, las protestas más numerosas se celebraron en ciudades como Zaragoza y Granada, donde más de 2000 personas se concentraron con pancartas que clamaban: "No existe el derecho a matar. Existe el derecho a vivir".
Con excepción de algún enfrentamiento verbal entre detractores y partidarios de la nueva ley, en general, las marchas transcurrieron en ambiente festivo en el resto de España.
Gerona, Valencia, Santa Cruz de Tenerife, Santander, Ávila, Toledo o Lérida, son algunas de las ciudades que reunieron un mayor número de participantes.
Qué propone la reforma. La actual normativa sobre el aborto en España data de 1985 y se basa en su despenalización cuando se interrumpe en las primeras 12 semanas de embarazo en el supuesto de violación, hasta 22 semanas en casos de riesgo de malformaciones en el feto, y sin límite en el supuesto de riesgo para la salud física y mental de la madre.
A instancias del Gobierno español, un comité de expertos -integrado por juristas y ginecólogos- ha trabajado durante seis meses para modificar la normativa con el objetivo de despenalizar la interrupción voluntaria del embarazo.
El informe elaborado propone el aborto libre en las primeras catorce semanas y hasta la 22 si peligra la salud de la madre o el feto presenta graves anomalías.
A partir de esta reforma, mujeres de entre 16 y 18 años podrían abortar sin consentimiento de sus padres.
El texto se trasladará ahora al Ejecutivo para la elaboración de un proyecto de reforma de la Ley del Aborto.
Agencias AFP, AP y EFE
lanacion.com