domingo, 22 de marzo de 2009

La "feria del divorcio" hace furor en Europa


Graciela Iglesias
Para LA NACION
BRIGHTON. Hace un mes, Lucy recibió un texto en su celular en el cual su marido puso abrupto término a 35 años de matrimonio. Ahora, confortada sólo por el intermitente sol de esta ciudad balnearia, esta maestra de 52 años, que pidió mantener el anonimato, hace cola para ingresar en la "feria del divorcio".
Y no es la única. Durante toda la semana, más de 500 personas se dieron cita cada día en un hotel de Brighton en busca de consejos y de productos capaces de ayudarles a superar la traumática experiencia. La gran mayoría eran reincidentes, es decir, divorciados en más de una ocasión, pero también había separados y hasta parejas de homosexuales en crisis.
El divorcio será un mal trago, pero también puede ser un muy buen negocio. Firmas de abogados, asesores financieros, agencias de turismo que ofrecen "el tour del olvido", inmobiliarias especializadas en departamentos de un ambiente, negocios de cosméticos rejuvenecedores, peluqueros, fabricantes de chocolates y de zapatos, astrólogos, expertos en Feng Shui y en la psicología de los colores, entre otros, pagaron un promedio de 800 dólares para alquilar stands desde los cuales ofrecer sus servicios.
Bajo el lema "Starting Over" (Comenzando de nuevo), la primera feria de este tipo en suelo británico fue organizada por una divorciada, Suzy Miller, 44 años, madre de tres niños, para quien la ruptura de su matrimonio de diez años en 2003 fue "el período más doloroso" de su vida, pero también "una gran oportunidad para emprender un camino mejor."
"Ahora le estoy agradecida a mi marido por haber tomado la decisión de no continuar con una relación que no iba a ningún lado. Es esto lo que quiero que la gente se lleve como mensaje: al principio, duele, pero con un poco de ayuda es posible tornar la experiencia en algo positivo", explicó a LA NACION Miller, cuyo ex marido asistió a la feria acompañado por su nueva mujer y dos hijos para transmitirle personalmente su apoyo.
Según las cifras de la Oficina Nacional de Estadísticas, 144.220 parejas se divorcian cada año en Gran Bretaña, lo que determina una de las tasas de divorcio más altas de Europa, con 2,6 divorcios cada mil personas, comparado con el promedio de 1,8 cada mil de la Unión Europea.
Pero el récord más alto lo tienen los austríacos: el 66 por ciento de los matrimonios en Viena terminan en la corte. No es casual, entonces, que la primera "feria del divorcio" haya tenido lugar en la cuna de Sigmund Freud.
"Pero el espíritu del encuentro era muy distinto -advirtió Miller-. En Viena, se ofrecían exámenes de paternidad a través de muestras de ADN y los servicios de detectives privados. Nosotros no buscamos revancha, sino reconciliación y la posibilidad de renovación tras haber superado momentos muy difíciles."
La apuesta parece haber sido astuta, porque la recesión, lejos de restarles potenciales clientes, parece habérselos multiplicado. La Asociación de Gobiernos Locales dijo ha reportado en los últimos tres meses una suba del 17 por ciento en la demanda de servicios de asistencia social por parte de contribuyentes cuyas parejas entraron en crisis a raíz de la presión ejercida por los problemas económicos.
Con esto en mente, los organizadores de la feria incluyeron con cada entrada, por un valor de ocho dólares, una consulta gratuita con un asesor financiero y la posibilidad de participar de una ceremonia de letting go (dejar partir), destinada a poner fin amigablemente a sus relaciones.
El ritual, ofrecido por tres miembros del grupo confesional Ritmo de la Vida, consiste en encender unas velas destinadas a simbolizar el período de la vida en común, las cuales son apagadas siguiendo un suave ritmo musical, al tiempo que se pronuncian promesas de perdón y de olvido de toda discusión y mal momento compartido.
Uno de los exhibidores, el fotógrafo Scott Collier, dijo que había recuperado el precio del alquiler de su stand en menos de dos horas. "Mi especialidad eran las bodas y, la verdad, que al principio me costaba asociar mi profesión con el mundo de los divorcios. Pero estaba equivocado. Muchos de los que han pasado por un fracaso matrimonial buscan crearse una nueva imagen, y la fotografía los ayuda. Esta es una señal de que la sociedad está cambiando, y nosotros debemos hacerlo también."

144.220 Matrimonios
Es la cantidad que, en promedio, se divorcian en Gran Bretaña cada año, según la Oficina Nacional de Estadísticas.
2,6 Cada 1000 personas
Es la tasa de divorcios en Gran Bretaña, una de las más altas de Europa. En la Unión Europea la tasa es de 1,8 cada 1000.
66% De matrimonios en Viena
Es el porcentaje de parejas que terminan en la corte de la capital austríaca, lo que constituye un récord en Europa. Por eso, la primera "feria del divorcio" fue en esa localidad.