domingo, 29 de marzo de 2009

¿Adiós a las siliconas?


Un innovador tratamiento de células madre para la ampliación de los senos será ofrecido a las mujeres británicas por primera vez en mayo. A diferencia de los implantes, el resultado será más natural.
Según informó la agencia Ansa, el procedimiento incluye la extracción de células madre de grasas de estómago o muslos, para implantarlos en los pechos femeninos, y lograr que éstos crezcan naturalmente.
Los científicos británicos ya utilizaban la terapia con células madre para reparar tejidos mamarios dañados en pacientes con cáncer de pecho.
Kefah Mokbel, cirujano del London Breast Institute, a cargo del proyecto, tratará con este método, a diez pacientes en el Hospital Princess Grace, a partir de mayo.
El especialista adelantó que en los próximos seis meses, las pacientes podrán acceder al tratamiento, pagando alrededor de 6.500 libras esterlinas o su equivalente, 9.300 dólares.
Mokbel dijo que "este es un avance muy importante en la cirugía de pecho" ya que "los tratados con células madre se sienten más naturales porque el tejido mamario es tan delicado como el resto del pecho".
"Los implantes son objetos alienantes y están asociados con complicaciones a largo plazo. Además tienen que ser reemplazados. También pueden perder y provocar infecciones", agregó. Mokbel aclaró que "aunque la técnica de células madre puede mejorar el volumen, no proveerá de firmeza ni creará pechos con formas específicas".
infobae.com