miércoles, 7 de enero de 2009

Si una cara te resulta conocida, agradecele al amor

¿De dónde lo conozco? ¿Por qué me suena tanto su cara? ¿Es del trabajo, del club, será amigo de un amigo? Hay quienes no paran hasta recordar quién es esa persona que le resulta cercana. Algunos no lo consigue.
Según investigadores suizos, la "hormona del amor" (su nombre científico es el desabrido oxitocina) parece cumplir un papel importante a la hora de identificar a las personas: su función es reforzar las redes neuronales del cerebro implicadas en distintos disfrutes y la memoria social.
Un grupo de 44 hombres que inhalaron esta hormona lograron precisar en menor tiempo imágenes de rostros, señaló un investigador de la Universidad de Zurich, Suiza.
"Es importante para entender que el reconocimiento social puede ser mejorado con esta hormona", agregó.
El hallazgo, publicado en The Journal of Neuroscience, indica que la oxitocina está relacionada con el placer sexual, el amamantamiento y el parto y los vínculos sociales, según publica el diario El País, de España.
"Esto tiene implicaciones importantes para desórdenes tales como el autismo, donde el procesamiento de información social está claramente dañado", dijo Larry Young, experto de la Emory University, en Atlanta Estados Unidos.
Aclaró Young: “El estudio subraya los paralelismos entre ratones y hombres en lo que respecta al proceso de información social y refuerza la noción de que la oxitocina juega un papel clave".
En los últimos años se supo que esta hormona también juega un papel importante en los hombres porque ayuda a la excitación y en la función sexual además de afectar la relacion de madre e hijo en el amamentamiento.