sábado, 24 de enero de 2009

Para encarar, los chicos ya no piden el teléfono: ahora averiguan el Messenger

Parece lejano, aunque no lo es tanto, el tiempo en que invitar a salir a una chica implicaba llamarla por teléfono a su casa. Aquella rutina incluía ciertos peligros. Que atendiera algún padre o hermano mayor, o que en la conversación se generaran silencios incómodos. Pero estos riesgos están a punto de quedar en el olvido, porque la rutina de seducción entre los jóvenes reemplazó al teléfono de línea por los mensajeros instantáneos (el MSN Messenger está entre los más usados), las redes sociales como Facebook y, tal vez en un paso posterior, el celular.
Las formas del pasado podían tener incomodidades, pero eso era "lo que agregaba emoción a la parte del levante", sostiene Santiago Vons, psicólogo especialista en adolescentes, que afirma: "hoy el espacio de encuentro entre los jóvenes no es cara a cara, sino en Internet".
El sistema es el siguiente: un chico se acerca a una chica en el boliche. Si el interés se mantiene la conversación seguirá, una vez terminada la noche, en el mundo virtual. "Desde cero le sacás el messenger, vas chateando en la semana para tantear el terreno, y la agregás a tus amigos de Facebook, ese es un tipo de encare", dice Martín Alfageme (25), que parece tenerlo todo estudiado. Benjamín Aranciaga (21), señala las ventajas que tiene esta forma de vincularse: "está bueno no tener que llamar, es más fácil porque implica algo menos personal; menos arriesgado. Nadie queda mal parado".Y las bondades del "encare virtual" también agrada a las chicas. "Prefiero que me pidan el MSN antes que el teléfono", explica Manuela Furmento (17), "si recién conozco a un chico prefiero chatear y después que me llame, por teléfono es más cortado el dialogo, y por messenger estás menos expuesto". Tanto ella como sus amigas no tienen problema en dar el primer paso y ser quienes pidan las direcciones virtuales para seguirla durante la semana; el orden es "primero ves qué onda por el MSN, y después hablás por teléfono". Por "teléfono" se entiende el celular, jamás el de línea.
Según un estudio de la consultora TSN Gallup y la Universidad de Palermo, en junio de 2008 la mayoría de los jóvenes que usaban el Facebook lo hacía para "estar en contacto con sus amigos y ampliar la red de contactos". En opinión de la licenciada Emilia Montero, coordinadora académica de Recursos Humanos de esa Universidad, los nuevos medios "permiten a los chicos comunicarse en cualquier momento y lugar, agilizan mucho las relaciones y hasta permiten tomar decisiones más informadas".
Vons, en cambio, considera esta mecánica como algo contradictorio, "porque los chicos se exponen demasiado por lo que cuentan y las fotos que suben, pero se sienten más preservados al no estar cara a cara". Si bien la mayoría de los jóvenes coincide en que estas herramientas sirven para conocerse "al principio", ninguno piensa volver al llamado tradicional porque, como aclara Martín, "en Facebook estás de lunes a lunes en un boliche viendo a quién podés conocer".