sábado, 24 de enero de 2009

La televisión es mala, pero irresistible

Susana Reinoso LA NACION
Siete de cada diez argentinos piensan que la televisión no ayuda a educar a los chicos. Pese a la contundencia de esa opinión, el 44,5% acepta que sus hijos pasen entre 3 y 5 horas diarias frente al televisor. Además, el 82,6% opina que "la TV ejerce mucha influencia" sobre los chicos y sólo el 8,5% cree que la escuela es la principal tiene ese lugar.
Los datos emergen de una encuesta telefónica, realizada por el Comité Federal de Radiodifusión (Comfer), entre 3626 personas de todo el país y desagregada entre Buenos Aires y Gran Buenos Aires (GBA), por un lado (1876 casos), y el interior del país (1750 casos), por el otro. La encuesta, así como las resoluciones del organismo, cuyo interventor es Gabriel Mariotto, estarán desde hoy en la página web
http://www.comfer.gov.ar/ .
Consultados sobre si los canales de TV cumplen con el horario de protección al menor, nueve de cada diez encuestados dijeron que esa franja horaria no se respeta.
La impotencia de los padres para reconducir la relación de sus hijos con el televisor parece evidente cuando se observa que el 44,5% aceptó que pasa entre tres y cinco horas con sus hijos frente al televisor. Casi el 40% de los encuestados admitió que ve TV ese promedio de tiempo sin sus hijos. En tanto, el 25% ve más de seis horas de TV por día, junto a sus chicos.
La influencia de la televisión en la vida cotidiana y la educación de los menores se mide cara a cara con la de Internet. Si se promedian los datos de Buenos Aires, GBA y el interior, el 41,7% cree que Internet influye mucho sobre sus hijos en la actualidad. En ese promedio, le sigue la TV, con el 36% de las adhesiones.
Sin embargo, al desagregarse los datos, cambia la percepción. Internet supera a la TV en Buenos Aires y el GBA (46,2% contra 32,2%). Pero en el resto del país, la TV sigue marcando el ritmo: el 39,3% de los encuestados considera al televisor más influyente que la computadora en la educación de sus hijos.
Los guarismos más preocupantes surgen al medir la consideración que la escuela y los padres tienen como influencias en los más pequeños. Mientras el 13,9% se pronunció por los padres como los más influyentes, sólo el 8,5% opinó que la escuela es la más relevante.
Protección al menor
El 89% dice que los canales de TV no respetan el horario de protección al menor. La percepción popular parece ir de la mano con el aumento en las multas aplicadas por el Comfer en 2008. Según subrayó Mariotto en diálogo con LA NACION, mientras que en el período 2003-2007 el Comfer dictó 600 resoluciones por multas (cada resolución puede contener de dos a tres infracciones), sólo en 2008 el número de multas fue de 199. Vale decir que en un año se sancionaron más infracciones al horario de protección al menor que en cuatro años.
Mariotto atribuye el aumento del dato a "que se está aplicando el mecanismo sancionatorio y hay más fiscalización". Sin embargo, la percepción de la gente, abonada por los datos de la encuesta ordenada por el mismo Comfer, da cuenta de que una amplia mayoría de los ciudadanos piensan que, lisa y llanamente, el horario de protección al menor no se respeta.
"Hay una cuestión de contenidos clara. Y la TV busca saltar los límites cuando puede, con lo cual se hacen más comunes las infracciones. Pero también es cierto que hay mayor reacción del Comfer. El proceso administrativo es lento, pero de inmediato acudimos a la Justicia. El caso de las imágenes del Malevo Ferreyra, que violaron el horario de protección al menor, terminó en la Justicia y el canal tuvo que retirarlas".
Hace poco menos de un año, una encuesta de Gallup, reflejada por LA NACION, reveló datos coincidentes con esta encuesta del Comfer. Siete de cada diez encuestados decía que la TV es negativa para niños y adolescentes, al tiempo que el 57% sostenía que entretiene, pero no educa.