martes, 20 de enero de 2009

La pasión del primer amor hace fracasar relaciones posteriores


Las primeras relaciones amorosas pueden ser intensas, apasionadas e inspirar una gran dosis de mala poesía. Ahora, según sugieren nuevas investigaciones, si deseamos encontrar la felicidad tiempo después, es mejor evitar directamente el amor pueril o adolescente.

Este consejo está incluído en un libro llamado "Cómo cambiar las relaciones", una colección de investigaciones nuevas realizadas por destacados sociólogos británicos, editada por el Dr. Malcolm Brynin, principal investigador del Instituto para las Investigaciones Sociales y Económicas de la Universidad de Essex.

Brynin descubrió que la euforia propia del primer amor puede dañar las relaciones siguientes. "Curiosamente, todo indica que el secreto para la felicidad de largo plazo en una relación es evitar la primera" explicó Brynin. "Si fuera un mundo ideal, habría que despertar y estar viviendo ya la segunda relación amorosa".

Al investigar los componentes de las relaciones amorosas exitosas de largo plazo, Brynin descubrió que los primeros amores pueden llegar a fijar hitos irrealistas, que luego tomamos como parámetros en relaciones posteriores. "Si uno tuvo una primera relación amorosa muy apasionada y permite que ese sentimiento se convierta en el parámetro sobre la dinámica de una pareja, eso hará de forma inevitable que las relaciones adultas posteriores parezcan aburridas y frustrantes".

Brynin descubrió, de hecho, que los adultos que tienen parejas exitosas de largo plazo son aquellos que adoptan una visión serena y pragmática sobre lo que necesitan para una relación amorosa. "Los problemas comienzan cuando intentamos conseguir no sólo todo lo que necesitamos para una relación adulta sino procurar los niveles de excitación e intensidad que vivimos en nuestro primer amor. La solución es clara: si podemos protegernos de la pasión intensa del primer amor, seremos más felices en nuestras relaciones de la edad adulta".

El Dr. Gayle Brewer, conferencista especialista en Psicología Social en la Universidad de Central Lancashire, Inglaterra, agregó: "si juzgamos nuestras relaciones adultas según cómo fue nuestra primera, nos valemos de un sólo parámetro (...) Las relaciones adultas necesitan todo tipo de otras virtudes para sobrevivir, muchas de las cuales no son compatibles con aquel nivel de intensidad (...) Las relaciones adultas exigen que seamos confiables y nos podamos comprometer". Sin embargo, para la antropóloga Helen Fisher la pasión inicial ayuda a sobrevivir a las parejas.

TRADUCCION: Silvia S. Simonetti