jueves, 18 de febrero de 2010

Los niños de Berlín ya pueden hacer ruido

El Senado de la ciudad-estado de Berlín puso hoy en vigor una novedosa ley que permite a los niños de la ciudad ser ruidosos de manera natural y limita sustancialmente las posibilidades de denunciar judicialmente el barullo infantil.
"Ruidos molestos producidos por niños son de manera básica socialmente adecuados y aceptables como expresión del desarrollo natural de la infancia", señala el nuevo artículo de la legislación de Berlín.
La senadora berlinesa de Medio Ambiente, Katrin Lompscher, subrayó que la capital alemana es el primer estado federado que "contempla de manera privilegiada en la legislación del Land los ruidos producidos por niños".
Mediante una reforma de la ley de emisiones, que incluye las acústicas, la normativa concede un derecho excepcional a los menores berlineses a ser ruidosos equiparable al que disfrutaban hasta ahora las campanas de las iglesias, las sirenas de bomberos y ambulancias o los tractores agrarios.
La nueva normativa beneficia especialmente a las guarderías de la capital alemana y otras instalaciones al aire libre como parques infantiles o centros deportivos contra cuyas actividades se han reiterado denuncias por ruido por parte de vecinos.
En 2008 se llegó a ordenar por decisión judicial y tras la denuncia de un vecino el cierre de una guardería en el barrio berlinés de Fridenau debido al ruido que producían los niños.

elmundo.es