viernes, 12 de febrero de 2010

Marihuana y cocaína, al tope del ránking de las adicciones

Según datos del Observatorio de Adicciones del Ministerio de Desarrollo Social porteño, las drogas ilegales que más se consumen son la marihuana, la cocaína, los tranquilizantes y anfetaminas (ambos sin prescripción médica). Y en quinto lugar, los solventes e inhalables. En sexto lugar, antes que el éxtasis, está el paco. Entre las de curso legal, en segundo lugar se encuentra el alcohol -antes está el tabaco- que preocupa y mucho: la Dirección de Adicciones de la Ciudad afirma que cada fin de semana medio millón de personas está alcoholizada.
"Estamos profundindizando el trabajo de prevención y asistencia a los adictos, siempre bajo la misma premisa: al adicto se lo cura hablándole de valores y de vínculos", sostiene Soledad Acuña, subsecretaria de Promoción Social del Gobierno porteño.
Desde 2007, además de atender las necesidades de adictos y sus familiares, monitorean el consumo de drogas en la Ciudad. Uno de los datos procesados por Desarrollo Social llamó la atención del equipo de trabajo: "Desde 2006, notamos que aumentó el consumo y abuso de alcohol en mujeres de entre 12 y 18 años, sobre todo los fines de semana", señala Acuña.
La bebida elegida es la cerveza, por ser la más aceptada socialmente y porque, además, significa la droga legal de inicio de muchos chicos.
Otro cambio que se dio en los últimos dos años, y que creen que se acentuó con la legalización de la marihuana para consumo personal, es que hay mayor tolerancia hacia el cannabis. "Contrariamente, para la gente no es adictivo ni genera daños. Lo peligroso es que se está conviertiendo en una droga de inicio", aporta Acuña.
En cuanto a los psicofármacos, hombres y mujeres los consumen en forma diferente. Ellas prefieren los tranquilizantes -barbitúricos y benzodiacepinas- y ellos, los estimulantes.
"El uso de psicofármacos está muy en boga y es una tendencia que, notamos, va en aumento", cierra Acuña.
clarin.com