martes, 23 de febrero de 2010

Los jóvenes hacen cada vez menos actividad física

Daniel Gallo
LA NACION
Miles de personas participan en maratones por la ciudad. El gobierno porteño arma carriles exclusivos para ciclistas. Los deportistas parecen multiplicarse en las calles. Pero esa imagen de una sociedad saludable puede ser un espejismo. Las estadísticas muestran una realidad diferente, emparentada con el sedentarismo. Sólo el 30 por ciento de los jóvenes practica deportes de manera habitual.
La tendencia es pasar cada vez más tiempo frente al televisor y la PC, y la actividad física queda así peligrosamente relegada.
El Instituto Superior de Ciencias de la Salud desarrolla desde 1999 un sondeo anual entre alumnos de los últimos años del secundario y estudiantes de los primeros años de los ciclos superiores. En esa muestra quedó en evidencia que interesa menos la actividad física. En 2008, el 36,8 por ciento de los encuestados indicó que practicaba algún deporte o que se ejercitaba al correr cotidianamente. En las 1869 respuestas estudiadas en 2009 ese porcentaje de deportistas bajó al 30,2 por ciento.
"Los que tienen 40 años o más cuando eran chicos jugaban a la pelota en la calle, andaban en bicicleta o simplemente jugaban en la puerta de sus casas; hoy encerramos a nuestros hijos por miedo, a ver la televisión o a jugar en la computadora, fomentando la gran epidemia que es el sedentarismo", comentó Claudio Santa María, rector del Instituto Superior de Ciencias de la Salud.
El 54 por ciento de los encuestados (con casos tomados en su mayor parte en el conurbano bonaerense y en la Capital) afirmó que mira televisión o está delante del monitor de la computadora entre dos y cuatro horas diarias. Otro 30% aseveró que pasa más de cinco horas cada día en esas actividades sedentarias. Para sumar potenciales problemas de salud, el 53% reconoció que no desayuna.
Con la calle convertida en un terreno hostil por la inseguridad, la actividad física se desarrolla de acuerdo con la capacidad económica de cada familia. Pero tampoco es mayoritaria la práctica deportiva entre aquellos que pueden pagar la cuota de un gimnasio o de un club.
Según Santa María, una forma de revertir el desgano por la práctica deportiva es incentivar la actividad física escolar. Inclusive en las universidades. "En muestras pilotos tomadas durante 2007 y 2009 entre universitarios, sólo el 25,2% declaró haber realizado actividad física de manera regular. Se sugiere, y de acuerdo con las experiencias internacionales llevadas a cabo en algunas universidades, el diseño y la puesta en marcha de programas que tengan como fin lograr una comunidad universitaria físicamente más activa, ya que esto impactará de manera sustantiva en el mejoramiento del estado de salud general", dijo.

Los adultos, peor
Los jóvenes tienen un bajo porcentaje de ejercitación física, pero la situación de los adultos es peor. Así lo determina la última encuesta nacional de factores de riesgo que realizó el Ministerio de Salud bonaerense. En el conurbano, el 42,6% dijo realizar un bajo nivel de actividad física, mientras que otro 47% afirmó que apenas se ejercita de manera moderada.
Ese trabajo oficial también reveló que en los cinco días previos a la realización de la medición, el 37,6% de las personas del conurbano no consumió frutas ni verduras.
"Está comprobado científicamente que mínimos cambios en los factores de riesgo, a partir de las actividades físicas, la buena alimentación y demás hábitos saludables, reducen considerablemente la posibilidad de desarrollar patologías y pueden mejorar radicalmente la calidad de vida de las personas que las padecen", señaló Germán Niedfeld, referente del área de Adultos Mayores del Programa Salud Activa bonaerense.
El Ministerio de Salud provincial se concentró este verano en la población mayor por ser la de mayor riesgo inminente, con postas sanitarias en 27 localidades turísticas en las que se chequea el estado físico y se promocionan actividades aeróbicas para cambiar la cultura sedentaria.