domingo, 14 de febrero de 2010

Quiénes ganan con el fervor por Cupido

No hay licencia automática que valga. Entre tanta importación, se coló un nuevo festejo de manufactura norteamericana. Hoy, domingo, celebramos el día de San Valentín, un clásico festejo norteamericano que fue ganando protagonismo social en los últimos años. Pero los que más celebran no son los enamorados, sino los negocios que se benefician –y promocionan– tal acontecimiento. En estos últimos días, las ventas de bombones, flores, joyas, perfumes, según coinciden las fuentes empresarias, crecieron entre un 20 y un 30%.
“El fuerte sigue siendo el regalo, pero ciertas industrias como la gastronomía, el turismo y la hotelería están empezando a ganar terreno”, apunta Vicente Lourenzo, secretario general de la CAME, una de las cámaras que agrupa a los comercios. Y podríamos sumar otros, como el Banco Ciudad, que la semana pasada usó a San Valentín para promocionar una subasta de joyas (ver Remate especial).
De manera creciente, diversos festejos foráneos ayudan a mover la aguja del consumo de ciertos negocios, tal como sucede de un tiempo a esta parte con San Patricio y Halloween. Un estudio de la consultora Oh! Panel! reveló que el 54% de los encuestados elige festejar eventos originados en otros países, mientras que 8 de cada 10 piensa celebrar de alguna manera junto con su enamorado el día de San Valentín.
El menú podría incluir una cena en un restorán de lujo o una velada romántica en un hotel cinco estrellas. En materia de regalos, los rubros perfumería y joyería son los más solicitados. “Las ventas aumentan hasta un 25%, porque además, San Valentín coincide con la época de liquidaciones” indica Yanina Faour, diseñadora de joyas de Oleana. De todos modos, Miriam Testorelli, de la joyería Testorelli, aclara que “el aumento en las ventas en esta fecha son menores que en Navidad o el Día de la Madre”.
“El año pasado advertimos que en San Valentín las ventas de perfumes se dispararon en un 15% sin ningún tipo de promoción propia. Esta vez, apostamos a comunicar más vía Web las ofertas y ya estamos superando ese número”, afirma Mirta Elino Bianco, manager de Perfumerías Elibian.
A la industria hotelera, el homenaje a Cupido, entre otras celebraciones importadas, le calza como anillo al dedo, porque le permite mantener el nivel de reservas en un período estacionalmente poco rentable. “Febrero no es temporada alta, por eso recurrimos a determinadas fechas para generar propuestas atractivas. Halloween, el Día de la Secretaria: hay un calendario de eventos que manejamos a lo largo del año”, apunta Mariano Barbeito, gerente general del hotel boutique CasaSur Art Hotel, que ofreció para hoy una propuesta integral de estadía, gastronomía y spa, ideal para tortolitos.
“Ofrecimos “La noche romántica de San Valentín” con una cobertura total, pero el combo se completa con estadía y spa que no todos pueden utilizar ese día, por lo que optamos por extender su uso dentro de los tres meses”, explica Analía Ogando, directora de Marketing y Ventas de Hilton.
Los spa resultan particularmente beneficiados porque cada vez hay más hombres que optan por estos servicios. “El mercado está esperando oportunidades para festejar con propuestas originales. El aumento de las reservas supera normalmente el 40%, teniendo en cuenta que para este sector es temporada baja”, resume Miguel Bardeggia, propietario de Ser Spa.
De todos los sectores, la gastronomía es uno de los grandes ganadores de este San Valentín. De acuerdo con la encuesta de Oh! Panel!, un 36% de las personas optó por una salida en pareja, con cena romántica incluida. “Los días de San Valentín nos desborda literalmente la demanda”, afirma Carlos Di Cesare, gerente de Marketing del restorán afrodisíaco Te Mataré Ramirez. “En los últimos años –agrega– la demanda superó el 50%, por lo que sumamos la propuesta de una cena en catamarán por el Río de la Plata”.
El fervor de los enamorados comienza en los días previos, y los comercios tratan de extender la celebración lo más posible. “Hemos comprobado que no es rentable hacer una promoción que dure un día: sí algo que abarque un par de días, un fin de semana, o “el mes de” la madre, el amigo o el enamorado” confiesa Walter Juan, gerente general del restorán Lola.
Otra opción es el mini turismo, una opción original que podría incluir una escapada por el Delta, Villa La Angostura, o una cena romántica y música de violín a bordo de un crucero. “Recibimos entre 20 y 50 llamados diarios consultando qué propuesta teníamos para San Valentín. Este año, la noche del 14 tiene capacidad cubierta, 120 personas”, afirma Julio Magnarelli, de cruceros Humberto M.

ieco.clarin.com