miércoles, 15 de febrero de 2012

Champú de caballo, otro falso 'milagro' tras la Power Balance y la baba de caracol

Clases a caballo en familia. | Sergio González
Tras la Power Balance, la baba de caracol y las bayas de Goji, llega un nuevo producto milagro a las tiendas: el champú de caballo.
La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) denuncia a través de un comunicado esta última moda. "Nos lo venden como la mejor manera de fortalecer el pelo y evitar su caída, pero en el fondo no es más que otro champú cualquiera", advierte.
Gracias al boca a boca se ha extendido el rumor de que los champús que se utilizan para los caballos fortalecen sus crines en los desfiles. Ello, combinado con las campañas de algunos fabricantes y los elogios de los famosos han hecho triunfar este producto como la mejor solución para los humanos.
La clave es la biotina, también llamada B8 o vitamina H, "una vitamina para muchos desconocida y que en este caso sirve como 'coartada científica' para vender un nuevo producto". OCU advierte de que "no hay suficientes evidencias científicas de que funcione".
Además de remedio contra la caída del pelo, a la biotina también se le atribuyen propiedades benignas como suplemento vitamínico para uñas quebradizas.
Los champús sirven para limpiar el cabello y el cuero cabelludo porque su detergente, al mezclarse con el agua, elimina tanto la suciedad como el exceso de grasa. Además, algunos llevan sustancias acondicionadoras que ayudan a dar suavidad al cabello. Otros están especialmente pensados para combatir la caspa.
"Los vendedores de crecepelos existen desde hace siglos, pero sus palabras siempre han sido en vano: los cosméticos no sirven para combatir la calvicie y solo determinados medicamentos han demostrado su eficacia para frenar la caída del pelo", señala OCU.
elmundo.es