jueves, 16 de febrero de 2012

Eat With Me: cómo conocer gente a través de la comida

 
Por María Eugenia Castagnino
Una cena orgánica en Sydney, la inauguración de una casa con comida thai en Tokio, una "noche de sopas" en Berlín... o un picnic en Buenos Aires. ¿Qué tienen en común todos estos banquetes? Fueron generados a través de
Eat With Me , una red social cuyo propósito es simple: conectar a la gente a través de la comida. Y aunque no es ninguna novedad que juntarnos a compartir alimentos es una de las maneras más placenteras de socializar, la originalidad de esta página es que podés sumarte a la mesa de gente desconocida y hacerte nuevos amigos con quienes compartir gustos y afinidades culinarias.
La idea original fue de cuatro australianos que no querían que nadie en el mundo comiera solo. Así fue que se juntaron y diseñaron un espacio virtual para que los foodies de todas partes dieran rienda suelta a la creatividad y organizaran todo tipo de experiencias vinculadas con la comida: desde cenas y almuerzos hasta banquetes temáticos, pasando por clases de cocina y degustaciones gourmet.

¿Cómo funciona Eat With Me ?

Creá tu perfil: para registrarte, tenés que dar algunos datos personales -nombre, ciudad y país de residencia-, además de intereses vinculados con tus gustos gastronómicos, por ejemplo, tu experiencia culinaria -que puede ir de "master chef" hasta "apenas sé usar la tostadora". También tu plato favorito y el tipo de dieta a la que estás acostumbrada. En este último apartado podrías poner, por ejemplo, si sos vegetariana, si comés comida kosher o si sólo consumís productos orgánicos o libres de gluten.
Buscá eventos y/o amigos: podés arrancar buscando algún plan que haya sido creado por otro usuario en tu propia ciudad de residencia. El buscador filtra las opciones por país y ciudad, pero también por tipo de evento -desayuno, almuerzo, brunch, picnic, cena, tragos, etc.-. Cada evento se genera con una fecha, un horario de inicio y de cierre, un punto de encuentro y la descripción de la propuesta, que puede ir de un tapeo, un delivery de sushi o un brunch hasta un asado comunitario.
Animate a ser anfitriona: cuando ya te sientas canchera con el modus operandi de esta red social de bon vivants , podés armar un programa gastronómico de tu autoría. Y acá vale todo: si pensás invitar a tu red de amigos, podés abrir las puertas de tu propia casa y demostrarles tus dotes de cocinera. Al generar un evento, te toca decidir si es público o privado, la cantidad máxima de invitados y si requerís que cada uno de ellos realice una donación de dinero para solventar los gastos de la comilona.
¡A comer!: al fin llega la parte en que la virtualidad se queda afuera. Los usuarios se conectan en espacios reales para compartir algunas horas llenas de colores, sabores y sensaciones, y no sólo descubren nuevas recetas, sino que también amplían su círculo de amigos. ¡ Bon appétit !
¡Atenti con los viajes! eatwithme.net es súper útil cuando llegás a otro país.
revistaohlala.com