sábado, 4 de febrero de 2012

Murió una defensora del parto en el hogar

La activista australiana Caroline Lovell, unadefensora de los partos en el hogar, murió mientras daba a luz a su segunda hija en su casa, según informó el diario Daily Mail .
Lovell, de 36 años, sufrió un paro cardíaco durante el alumbramiento. Fue trasladada al hospital, aunque no pudieron hacer nada por ella: la la beba, Zahra, sobrevivió.
La tragedia ocurrió el pasado 23 de enero en su casa de Melbourne y, con ella, se reabrió el debate sobre los partos naturales en casa, una causa a la que Lovell le dedicó gran parte de su vida, al sostener que las mujeres tienen el derecho a dar a luz en su entorno habitual si así lo desean.
Lovell había hecho todos los preparativos para dar a luz a su hija, pero una complicación durante el parto hizo que su corazón se detuviera.
Cuando los médicos llegaron a su casa, la mujer estaba muy grave. Lovell deja dos hijas, Lulu de tres años y la recién nacida, Zahra.
Una de las matronas que asistía a Lovell afirmó que la causa de su muerte podría haber sido una hemorragia, aunque todavía se investigan los hechos.

PRESIÓN

La activista presionaba al gobierno australiano para conseguir ayuda estatal para las mujeres que querían tener a sus hijos en casa. "La vida estará en peligro sin la ayuda de matronas adecuadas por parte del Estado", decía en una de sus cartas dirigidas al gobierno.
Desde 2009 hizo diversas quejas y escribió muchas más cartas dirigidas al Ejecutivo australiano para pedir que las matronas que atienden partos en casa estuvieran regladas, financiadas y tuvieran protección legal, como sucede en otros países.
"Personalmente, estoy muy sorprendida y avergonzada de que el parto en casa no sea una libre elección de la mujer que quiere dar a luz en su entorno", afirmaba Lovell.
Desde Abril de 2007, el estado de Australia Occidental ofrece cobertura al parto en casa. Los demás estados que conforman el país proporcionan una subvención de ayuda para mujeres que eligen esta opción.
lanacion.com