domingo, 31 de enero de 2010

Una píldora del día después más eficaz

CRISTINA DE MARTOS
MADRID.- El acetato de ulipristal,
disponible en nuestro país desde diciembre, reduce a la mitad el riesgo de embarazo dentro de los cinco primeros días tras la relación de riesgo. En las primeras 24 horas lo reduce en dos tercios. Éstas son las conclusiones de un estudio que confirma a este fármaco como una buena alternativa al levonorgestrel.
La contracepción de emergencia está disponible en 140 países y en 50 de ellos su acceso es libre, sin la necesidad de una prescripción médica. A pesar del temor ante un posible uso abusivo de estos fármacos, "muchas mujeres desconocen esta opción, por eso aumentar el tiempo límite para usarlos es un avance importante", señalan los autores en las páginas de
'The Lancet'.
Uno de los problemas principales que presenta el levonorgestrel (la conocida píldora del día después) es que pierde eficacia cuanto más tiempo pasa entre la relación de riesgo y su toma. Transcurridas 72 horas existen pocos datos acerca de su eficacia. Mientras que en las 24 primeras horas evitaría un 95% de los embarazos, este porcentaje cae hasta el 58% si se ingiere entre el segundo y el tercer día. Además, esta eficacia varía en función del momento del ciclo menstrual.
El acetato de ulipristal, un modulador selectivo del receptor de la progesterona, fue aprobado por la Agencia Europea del Medicamento (EMEA) en mayo de 2009 como anticonceptivo de emergencia que se puede usar hasta cinco días después del contacto del riesgo. En España está en las
farmacias desde el pasado mes de diciembre.
El trabajo publicado ahora por miembros del Servicio Nacional de Salud Lothian (Edimburgo, Reino Unido) compara la eficacia de ambos contraceptivos para evitar embarazos no deseados al tomarlos en las primeras 72 horas y hasta las 120 horas posteriores al coito. En el estudio participaron 1.700 mujeres que acudieron a varias clínicas situadas en el Reino Unido, Irlanda y Estados Unidos en busca de la píldora del día después.
De forma aleatoria, a las participantes se les administró uno u otro fármaco. De las 844 mujeres que recibieron acetato de ulipristal en las primeras 72 horas tras el coito sin protección, 15 se quedaron embarazadas (1,8%). En el grupo del levonorgestrel, el contraceptivo falló en el 2,6% de los casos (22 embarazos). Se registraron tres gestaciones más, todas ellas entre las chicas que tomaron levonorgestrel más allá del tercer día.
Para fortalecer su investigación, los autores combinaron sus resultados con los de un metaanálisis previo. Esto, "permitió revisar una muestra lo suficientemente amplia como para mostrar que el acetato de ulipristal redujo casi a la mitad el riesgo de quedarse embarazada en comparación con el levonorgestrel en mujeres que recibieron la píldora del día después dentro de las 120 horas posteriores al coito", señala el estudio.
Y subraya: "Para aquéllas que acudieron a las clínicas en el cuarto y quinto días siguientes a la relación de riesgo, el acetato de ulipristal proporcionó una prevención significativa del embarazo mientras que el levonorgestrel no". Por este motivo, el fármaco debería estar disponible para el público aunque no sin receta hasta que existan más datos sobre su seguridad. De momento, no ha causado más efectos adversos que el levonorgestrel.
elmundo.es