domingo, 31 de enero de 2010

Los argentinos y las dietas

Uno de cada cuatro argentinos consume alimentos de bajas calorías, uno de cada tres declaró que realizó un régimen para bajar de peso alguna vez en su vida y la mayor parte de las mujeres les llevan una clara ventaja a los varones en eso de querer bajar unos kilos y que la balanza tire siempre para menos.
Ese es el resultado de un estudio de la Consultora TNS Argentina, que realizó una investigación para conocer cuál es la relación de los argentinos con las dietas y los regímenes para adelgazar y el consumo de comidas con bajas calorías, light o dietéticas.
Entre la población que más importancia les da a sus comidas –además de las mujeres– también están los adultos mayores, las personas de nivel socioeconómico alto y los habitantes de la ciudad de Buenos Aires. La investigación fue realizada en la ciudad de Buenos Aires, el conurbano y distintas localidades del interior del país, entre mil hombres y mujeres mayores de 18 años, durante octubre del año pasado. El motivo de los cuidados y la preocupación por la aguja de la balanza radica –según el estudio– en “tener una alimentación sana, por razones de peso y por recomendación médica”.
La gerente general de TNS Argentina, Constanza Cilley, reconoce: “La preocupación por la salud es una tendencia que vino para quedarse. Esta investigación muestra una creciente consciencia de los argentinos acerca de su alimentación. Sin embargo, todavía hay mucho por hacer. De acuerdo con estudios de TNS, la oferta de productos y la variedad de mensajes sobre el bienestar confunden al consumidor. Se necesitan mensajes más claros por parte de las empresas y una política educativa en pos de la salud de nuestra población”.
El 67% de los encuestados, sin embargo, respondió que “nunca” hizo una dieta para adelgazar, frente al 13% que realiza un régimen y otro 20% que hizo dieta, pero que ahora no se cuida en las comidas. Es el caso de Lautaro Costa, 32 años, que reconoce tener entre 15 y 20 kilos por encima de su peso normal: “Yo probé todo tipo de dietas, la de la Luna, la calórica, la de ignorar los hidratos, la del polvito y de las tabletas, la de la sopa de cebolla. Pero lo que más resultado me dio fue hacer actividad física al menos tres veces por semana, sobre todo aeróbica, y cuidarme en las comidas con un plan armado por una nutricionista. En seis meses bajé quince kilos. Pero cuando dejé de ir al gimnasio y de comer sano, los recuperé en tres meses. Lo más importante es tener voluntad y no caer en la tentación.
El problema de una dieta es que uno se obsesione, cuente las calorías como si fuera el rating minuto a minuto, volverse antisocial y no ir a ninguna cena”. Sin embargo, no son los varones los que llevan la delantera. Las mujeres, en el estudio, duplican a los hombres. El 18% realiza una dieta contra el 7% de los hombres que se cuidan. El nivel socioeconómico también es una variable importante y la encuesta aclara que a mayores ingresos, mayores cuidados.
En el nivel socioeconómico alto, el 21% se cuida; en el nivel medio, el 14% hace dietas; y en el bajo, sólo el 12% de los consultados cuida qué ingiere en desayunos, almuerzos, meriendas y cenas. Lo mismo sucede con la edad: más años implican mayores cuidados. El 19% de quienes tienen entre 50 y 64 años hace dietas, contra el 8% de los menores de 25 años. Las mediciones de la Consultora también reconocen que, aunque no existen diferencias significativas con relación a trabajos similares en años anteriores, se observa un crecimiento de la proporción de argentinos que actualmente realiza una dieta: de un 8% en 2002 a un 13% en 2009.
“Alguna vez hice dieta pero nunca recomendada por un médico ni por un nutricionista. Quería bajar dos kilos porque los pantalones me quedaban muy ajustados. Dejé de tomar alcohol, de comer dulces y no mezclaba hidratos de carbono con carnes. Ah, tampoco comía ni frutas ni verduras”, admite Ana Álvarez, que tiene 30 años y trabaja todo el día en una oficina.
Sin régimen o dieta en el almuerzo, uno de cada cuatro argentinos admitió también que consume alimentos light, dietéticos o de bajas calorías en forma regular, uno de cada diez los consume siempre y el 15% lo hace casi siempre. La cifra creció en un 10% en los últimos años, que pasó de 14% en 2002 a un 24% en 2009. El 33% de las mujeres asegura consumirlos siempre o casi siempre contra el 14% de los hombres.
“La principal motivación de los argentinos para consumir este tipo de alimentos es la salud. La mitad (48%) de los que declaran consumir alimentos light menciona el querer tener una alimentación sana –razón que creció respecto de la medición de 2004, cuando el 38% señalaba lo mismo–. Además, el 36% menciona que lo hace por recomendación del médico o problemas de salud y la misma proporción señala que lo hace por razones de peso (36%)”, dice el trabajo. “En casa compramos todo tipo de productos dietéticos pero los como todos sin parar y el efecto se diluye. La panza me está impidiendo atarme los cordones. Mi mujer me va a echar de mi casa si no adelgazo ni un poco”, confiesa Enrique Jorge, 42 años, que vive en Avellaneda y se engaña comiendo dulce de leche light a borbotones.
Los que dicen que no hacen régimen, mienten
Mauro Fulco es autor del libro Gordos. Peripecias en el afán por adelgazar, publicado por Sudamericana en 2009. En su trabajo cuenta en primera persona las vicisitudes que tienen que afrontar aquellos varones que probaron rebelarse contra la genética de los kilos demás.
Sobre la encuesta de TNS, el periodista opinó: “Si uno de cada tres argentinos hizo alguna vez alguna dieta, los otros dos mienten u ocultan la verdad. El parámetro de belleza está cada vez más demandante e indica que hay que ser musculoso, flaco o raquítico para estar a tono. Eso excluye, deliberadamente, a los gordos.
¿Por qué entonces el hombre hace dieta?
Creo que la presión viene de todos lados: hay un empuje para sacarte los kilos de más y pocas veces la motivación está relacionada con la salud, siempre va de la mano de la aceptación, el hartazgo o la estética, pero casi nunca está relacionada con la salud”.
criticadigital.com