martes, 26 de enero de 2010

Un avión individual para cumplir el sueño de volar como un pájaro

La agencia espacial de los Estados Unidos (NASA) tiene en fase experimental un proyecto de lujo. Se trata del Puffin, una aeronave que parece un traje mecánico y que ayuda a cumplir el viejo sueño de volar como un pájaro.
Es un vehículo monoplaza experimental y completamente autónomo. Según el prototipo que se conoce, el piloto viajará en una cabina muy parecida a la de un helicóptero y podrá alcanzar una gran altitud de vuelo. Su alimentación, con motores eléctricos, lo hará relativamente silencioso, ligero y sencillo, y su impacto ambiental será menor.
El Puffin fue ideado por Mark D. Moore, un ingeniero aeroespacial del Centro de Investigación Langley de la NASA, quien comentó el proyecto durante un acto de la Sociedad Americana de Helicópteros (American Helicopter Society). Su invento tiene 3 metros y medio de largo, una envergadura cercana a los 4 metros y medio y un peso de 136 kilos, sin piloto.
La nave tiene como finalidad ser utilizada en misiones militares y operaciones de rescate. Está hecha para posicionarse sobre la cola o la parte trasera de otros vehículos y además logra elevarse horizontalmente. Quienes trabajan en su diseño, aseguran que podría llegar a volar hasta unos 9.150 metros de altura.
Los expertos también se refirieron al bajo impacto medioambiental y señalaron las diferencias que tiene con los "jet packs" de los años 50 (una especie de mochila dotada de un sistema de propulsión). Se llama Puffin en honor a una ave llamada "frailecillo", que tiene la particularidad de que si se la ve a simple vista parece muy difícil de que pueda llegar a volar porque tiene las alas muy cortas. Estos animales tienden, además, a vivir en soledad, según aseguran los expertos de la NASA.
Con las baterías eléctricas que existen hoy, la nave podría llegar a viajar unos 80 kilómetros, pero varios científicos están promoviendo la idea de triplicar la densidad de su motor en los próximos cinco o siete años, por lo que el rango podría llegar a ser de unos 320 kilómetros, según lo señalado por Mark D. Moore, su creador.
El diseñador habló también de su destacado proyecto en la Universidad de San Francisco. Por el momento, la nave fue presentada y probada en la Sociedad Americana de Helicópteros, donde -con un modelo prototipo- alcanzó una altura de 9.150 metros, lo que no es una cifra definitiva. Y aunque todavía falta para dar por terminadas y aprobadas las pruebas para que el avión individual se haga realidad, algunos ya lo ven como el medio de transporte del futuro.


Dos hermanos, un único objetivo
Los hermanos Orville y Wilbur Wright, de nacionalidad estadounidense, fueron pioneros en lo que a aviación se refiere. Diseñaron y fabricaron el primer avión y realizaron el primer vuelo autopropulsado de la historia el 17 de diciembre de 1903, en Kitty Hawk con la aeronave llamada Flyer I.

La Federación de Aeronáutica Internacional (FAI) reconoce oficialmente a ese acontecimiento como el primer vuelo con despegue y sin asistencia mecánica, y además el precursor en vincular un vehículo más pesado que el aire, controlado, autopropulsado, sostenido y continuo. Cuando el invento de los hermanos Wright se hizo público, otros hombres lo copiaron y fabricaron aeroplanos más y más efectivos. El resto, es historia conocida.
clarin.com