viernes, 10 de julio de 2009

Michael Jackson: ¿adicción o asesinato?


Mientras un equipo forense y de investigación trabaja para dilucidar qué causó la muerte del cantante norteamericano Michael Jackson, personas involucradas en el caso no descartan la teoría de asesinato y de una sobredosis de medicamentos.
Según informó hoy la emisora estadounidense CNN, el Rey del Pop tomaba todas las noches más de diez fuertes pastillas para dormir. Para conseguirlas usaba los nombres de sus empleados y viajaba en persona a otros estados para obtener las recetas.
La información se obtuvo de un documento confidencial de 2004 que elaboró la policía de Santa Bárbara tras interrogar a empleados del astro. Allí, constaba su adicción al ansiolítico Xanax, también conocido como Tafil.
En el informe, sus guardaespaldas afirmaron el problema del artista con las píldoras. Uno de los salvaguardas le había advertido al cantante sobre los peligros del abuso de esas sustancias, mientras que otro había declarado: "Va mejorando, porque bajó de los 30 a 40 Xanax por noche".
Por su lado, el jefe de policía de Los Ángeles, William Bratton, no descarta que Michael Jackson haya sido asesinado. Según la agencia alemana DPA, el investigador espera los datos de la autopsia para establecer si se trata de un homicidio o simplemente de una sobredosis accidental.
Los estudios pueden demorar dos semanas, ya que el examen forense que realizado de forma independiente la familia del artista no arrojó datos esclarecedores en el asunto.
Jackson murió el 25 de junio de forma inesperada a los 50 años debido a un paro cardíaco.
criticadigital.com