viernes, 17 de julio de 2009

Orgía aristocrática en una mansión inglesa


Una fiesta para millonarios y aristócratas realizada en una mansión inglesa del siglo XVII terminó en una orgía con rituales satánicos y oscurantistas. Todo hizo recordar a Ojos bien cerrados, el filme de Stanley Kubrick, y generó una gran polémica en Gran Bretaña. Los periódicos británicos The Independent y el Daily Mail publicaron fotos de la fiesta de máscaras en el histórico Halswell House, donde los invitados arribaban en costosos vehículos vestidos con túnicas negras y máscaras, y que terminó degenerándose en una orgía masiva.

Según el Mail, más de 350 invitados ingresaron a la mansión con velas, mientras un hombre misterioso con una capa negra y dos mujeres en ropa interior realizaban un acto de magia negra.

De acuerdo a testigos, todo parecía normal hasta la medianoche, cuando tras una señal del hombre a cargo, muchos invitados comenzaron a desvestirse, dejándose las máscaras puestas, y tuvieron sexo con desconocidos.

La mansión del siglo XVII había sido alquilada por una compañía de entretenimientos para adultos, por 15.000 dólares la noche, en una fiesta que llamó "Pecados abiertos como ojos". Grahame Bond, que compró Haswell House por 3,2 millones de dólares en 2004 y que desconocía la temática de la fiesta, dijo sentirse "asqueado", y confirmó que tuvo que retirar a varias camareras adolescentes que trabajaban en la fiesta por las actividades de sexo explícito. El hombre llamó a la Policía, pero los agentes no pudieron actuar debido a que se trataba de actos sexuales consensuados entre adultos.
clarin.com