domingo, 28 de diciembre de 2008

DÍA DE LOS SANTOS INOCENTES

Desde tiempos remotos, todos los 28 de diciembre son esperados por los chicos y no tanto, para realizar bromas pesadas a sus conocidos haciéndoles creer una situación falaz, pero en realidad es una festividad religiosa muy sentida.
Los Santos Inocentes, de acuerdo a un relato del Evangelio de San Mateo, el Rey Herodes mandó matar a los niños de Belén menores de dos años al considerarse burlado por los magos de Oriente que habían venido para saludar a un recién nacido de estirpe regia.
A partir del siglo IV, se estableció una fiesta para venerar a estos niños, muertos como "mártires" en sustitución de Jesús.
La devoción de los fieles hizo el resto. La cuestión de las bromas surgió en la Edad Media cuando se realizaba la Fiesta de los locos, una reunión pagana entre la Navidad y el Año Nuevo y para aglutinar esta celebración que cada día se hacía más peligrosas y extravagantes, la Iglesia decretó la conmemoración de los Santos Inocentes.