viernes, 26 de diciembre de 2008

Cirugía para Barbie a los 50


Barbie, la muñeca más deseada y vendida en todo el mundo, cumplirá 50 años en 2009, y sus fabricantes anunciaron que le harán un cambio de look para poder recuperar el liderazgo perdido en las ventas.Como reza el dicho popular: “Los años no vienen solos”.
La muñeca rubia de cintura estrechísima y piernas largas está perdiendo terreno en el mercado infantil y Mattel, la empresa fabricante, anunció cambios de imagen para 2009.
En vista del éxito de las marcas competidoras y ante la caída en las ventas, la empresa quiere conquistar a las niñas mayores de ocho años. “Hemos perdido un segmento completo de mercado, el de las niñas mayores”, afirmó al diario The Wall Street Journal el nuevo jefe de producción de Barbie, Richard Dickson, y agregó que “se podría decir que hemos perdido el camino”.
Las autoridades de Mattel adjudican la crisis en las ventas a que “la marca Barbie se diluyó” debido a la amplia variedad de logos y su presencia en muchos otros productos. Por eso, la empresa fabricante prevé elegir un único logotipo y un solo tipo de color rosa, el identificado bajo la misteriosa sigla PMS219, del que la compañía tiene los derechos. La empresa estadounidense también tratará de atacar a la muñeca Bratz, de su competidor MGA, con quien tiene un conflicto legal. El creador de las Bratz aún trabajaba para Mattel cuando presentó a la empresa competidora su diseño de la rival, de ojos grandes y aspecto más informal, que tuvo mucho éxito entre las nenas de más edad.
Los cambios previstos para la Barbie buscan que el producto que fue estrella durante décadas “vuelva a ponerse de moda”, e impulse las ventas de todo lo relacionado con su nombre, que ya aporta unos 1.200 millones de dólares anuales, que corresponde a la quinta parte de la facturación de Mattel, fabricante mundial de juguetes.
No es la primera vez que Barbie tiene que cambiar su imagen para sobrevivir al paso del tiempo. El primer cambio lo hizo en 1962, cuando dejó su estilo Jackie y se puso minifalda y botas. En 1967 se le alargó la cara, en 1977 apareció su sonrisa, en 1998 se decidió cambiar la expresión del rostro, haciéndolo más suave y menos frívolo, y se cambió su consistencia, pasando del plástico hueco al plástico sólido, lo que permitió manipularla mejor. A fines de la década del 90 se le cerró la boca, su nariz se afinó y, para alejar rumores de conspiración con enfermedades alimentarias como la anorexia, su cintura de avispa se ensanchó y se disminuyó el busto. En 2004 Barbie se separó de Ken, su pareja durante más de 30 años, y se puso de novia con Blaine, pero dos años después regresó con su ex porque a sus admiradoras no les agradaba el cambio de pareja.
Una de las últimas apuestas para lograr la atención del público infantil fue el portal interactivo barbiegirls.com. Barbie representa a la mujer multifacética. Se le han adjudicado cientos de profesiones y personalidades –enfermera, cantante, veterinaria, doctora, ama de casa, rebelde, romántica, audaz–, y aunque la firma Mattel intentó aggiornarla a todas las épocas, la imagen de la muñeca parece estar estancada.
El modelo que Barbie dio a su público durante estos 50 años fue el de una mujer contemporánea, divertida, ambiciosa y, por sobre todo, bella. Belleza que se vio cuestionada en un estudio realizado en abril de 2008 por el Centro Europeo de las Mujeres Mariana de Pineda, en el que se afirmó que “si Barbie fuera humana no podría caminar”, ya que sus medidas serían: 100-45-80 y su espalda no resistiría el peso de su busto. En esa oportunidad, Anna Freixas, psicóloga y participante del estudio, aconsejó pensar en algo más real para acaparar el gusto de las niñas del siglo XXI.