martes, 24 de junio de 2008

Mayor percepción del consumo de drogas-TNS Gallup Argentina

Lunes 23 de junio de 2008
Una encuesta sobre 1000 casos arrojó que el 38% conoce a alguien seriamente afectado por el abuso de sustancias ilegales

Desconocer el problema hoy resulta casi imposible.
El escenario que surge de los resultados de una encuesta realizada por TNS Gallup Argentina es contundente: nueve de cada diez argentinos creen que el consumo de drogas aumentó durante los últimos tres años. Es más: el sondeo revela que ocho de cada diez consultados sostienen que creció mucho. El trabajo de campo, de alcance nacional, fue realizado en marzo de este año, sobre un total de 1000 entrevistas a personas mayores de 18 años, lo cual garantiza una gran representatividad y una confianza del 95 por ciento en la validez del resultado, según Constanza Cilley, de TNS Gallup Argentina.
Si se comparan los datos de esta encuesta con los resultados obtenidos hace ocho años en un trabajo similar, la percepción actual sobre el crecimiento del consumo ilegal de estupefacientes es mayor, ya que en aquella medición fue del 87 por ciento.
Más allá de la fuerte percepción sobre el aumento del consumo, el estudio también entregó nuevos datos. Por ejemplo, el 38 por ciento de los consultados dijo conocer a alguien seriamente afectado, directa o indirectamente, por el consumo de drogas.
Los entrevistados en el Gran Buenos Aires tuvieron más incidencia en ese resultado: dieron esa respuesta el 53% de los consultados, contra el 44% de los habitantes de Capital y el 32% de entre quienes viven en el resto del país.
Otro de los aspectos en los que profundizó el relevamiento está relacionado con la intensidad del consumo de estupefacientes. En este punto, tres de cada diez consultados manifestaron conocer a alguien que consume drogas más de una vez por semana.
Coincidentemente con la respuesta anterior, en cuanto a la incidencia, contestó en forma afirmativa en este punto el 45% de los encuestados que residen en el conurbano, contra el 35% de los consultados en la Capital y el 24% de los que respondieron al cuestionario en el interior.
"La serie histórica para la Capital y el Gran Buenos Aires muestra que existe una tendencia que sigue en crecimiento desde 1985", se detalla el informe, ya que ese año sólo el 10% de la población había dado una respuesta afirmativa. En 1989, alcanzó al 14%, y en 1995, llegó al 28 por ciento.
"¿Conoce alguna persona o lugar donde se venda droga?", fue otra de las preguntas del sondeo. Dos de cada diez interrogados dijeron estar al tanto de cuáles son las vías de comercialización de sustancias ilegales.
Pero el mayor conocimiento declarado correspondió, otra vez, a los entrevistados del Gran Buenos Aires (27%, contra un 16 y un 13% registrados en la Capital y el interior, respectivamente).
Cuando se les preguntó a los más jóvenes, los hallazgos del estudio reflejaron que ellos son, claramente, el segmento más afectado por la problemática social de la drogadicción.
En la franja comprendida entre 18 y 24 años, todos los indicadores alcanzan niveles significativamente superiores a los del promedio de la población. Algunos ejemplos de esta propensión: alrededor de la mitad de quienes tienen entre 18 y 24 años conoce a alguien seriamente afectado o que consume más de una vez por semana, por lo menos quince puntos porcentuales por encima del promedio de la población.
"Los datos son contundentes y reflejan el protagonismo de esta franja etaria en el aumento del consumo", concluye Cilley.
Encuesta oficial
El viernes pasado concluyó la encuesta nacional sobre prevalencias de consumo de sustancias psicoactivas del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), encargada por el ministro de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos, Aníbal Fernández, quien ya adelantó que la Argentina avanzará hacia la despenalización del consumo de drogas.
El relevamiento, realizado en todo el país, comprende a localidades de 5000 y más habitantes de las 24 provincias. Los resultados se conocerán el mes próximo, según se anunció.