viernes, 20 de junio de 2008

¿Cuál sería el máximo de lolas que se puede poner una mujer?

Las chicas quieren operarse cada vez más jóvenes y, además, quieren ponerse cada vez más.
Sin embargo, “cargarse” cada vez con más siliconas tiene sus consecuencias
Hoy, la onda es tener cada vez más: ya sea para lucirlas en un programa de televisión, para entrar al Guiness o para tener más éxito con los hombres, las mujeres apuestan a “cargarse” cada vez más siliconas…Ahora, ¿cuánto es el máximo de siliconas que puede agregarse una mujer? Para responder a esta pregunta, a “minutouno” consultó al cirujano plástico Ernesto Traine, quien forma parte del equipo de Equiderm:“En general se calcula sobre la base de lo que tiene la paciente –señala el médico-: una mama normal tiene un peso estimado de entre 400 y 450 gramos y eso equivale a 400 y 450cc de solución salina o silicona. Entonces, supongamos que una paciente viene a la consulta y se hace un cálculo aproximado de que cada una de sus mamas pesa 250 gramos, entonces lo que se puede agregar es lo que falta hasta completar los 500 gramos como máximo en cada mama”.El especialista señala que estos valores se calculan si la mujer es de contextura mediana y pesa alrededor de 55kg, porque si la paciente muy delgada hay que poner menos.“A una chica que tiene unos 250 gramos en cada una de sus mamas no se le puede poner un implante de 400 o 500cc porque eso le agrega peso al cuerpo ycon el tiempo trae pr oblemas: el corpiño lastima los hombros, surgen dificultades en la columna y el tejido se distiende demasiado, lo que hace que, con el tiempo, las mamas caigan más –explica Traine-. También puede suceder que no cierre bien la herida, que se rechace el implante por haber agregado demasiado volumen con respecto al continente o que se produzca un endurecimiento del implante”.Y a pesar de que no se recomienda agregar más de 500cc en cada mama, hay mujeres que se ponen más peso del que deberían llevar: “En el consultorio se ve que las mujeres tienen una fantasía: que las mamas se tienen que juntar formando un pliegue en el medio del escote, pero eso se logra con el corpiño cuando hay que usar un vestido de fiesta, lograrlo con el implante lleva a poner una cantidad excesiva”, advierte el cirujano.Ahora, Luciana Salazar o Alejandra Pradón tienen más que 500cc en sus lolas…“Hay cirujanos que aceptan operar a las mujeres que quieren ponerse más porque les gusta o porque trabajan como vedettes, pero eso tiene consecuencias –dice el especialista-. Y con el tiempo, esas mujeres tienen que volver a operarse, sacar el implante y colocar más volumen o hacer una reducción de la cantidad de piel excesiva que es producto del estiramiento natural por el exceso de peso”. El cirujano cuenta que muchas pacientes dicen, después de operadas, que “se hubieran puesto más”: “Ahí la obligación del médico es hacerles entender que un poco más significa que te queden dos globos sin armonía, sin caída, a veces la fantasía que existe con respecto al volumen es que cualquier volumen le va a ir bien, pero te pasás del volumen y se nota que estás operada, además de las complicaciones que surgen después”, plantea Traine.Por eso, antes de ponerse unas siliconas que den la sensación de que la mujer se va a caer para adelante, habría que pensar en las consecuencias. Como todo exceso de peso, el de los implantes tampoco es bueno.