miércoles, 11 de junio de 2008

Anticonceptivos para hombres

Hoy por hoy, los hombres tienen solamente dos caminos para poder cuidarse durante las relaciones sexuales: la vasectomía, que por lo general es permanente, y los preservativos, que son cruciales para una cita al pasar, pero viejos y poco amables para las relaciones de largo plazo.

Sin embargo, en una conferencia realizada en Seattle, Estados Unidos, se anticiparon los métodos por venir para el cuidado sexual masculino:

* Mezcla hormonal
Científicos de la universidad están desarrollando un régimen hormonal, un combo entre un gel de testosterona (usado en el caso de los varones con bajos niveles de su hormona masculina), y un toque de progestina (que se emplea como anticonceptivo femenino bajo el nombre de DepoProvera).

Cada tres meses, voluntarios recibieron una inyección de progestina a lo que sumaron masajes diarios con el gel y los resultados indicaron que el esperma masculino quedó fuera de funcionamiento en un 90% de los casos.

* Interrupción temporal
Se trata de una variante moderna a la drástica vasectomía. El sistema “Intra Dispositivo de Vasa” (Intra Vas Device, alternativa de la vasectomía) fue realizado por la compañía Shepherd Medical y después de 6 meses de prueba el 92% de los hombres o no tenía esperma o apenas registraba algún resto. El sistema bloquea el esperma en el “vas deference”, el conducto a través del cual viaja el esperma, el mismo que es cortado durante la vasectomía con la ventaja que el sistema de freno puede ser removido cuando el hombre así lo requiera de manera sencilla. Sin embargo todavía falta ajustar el método ya que aún no se garantiza con certeza el logro de un embarazo después del empleo del dispositivo a largo plazo.

* Vitaminas
En la Universidad de Columbia, por su parte, los científicos se focalizaron en la vitamina A para diseñar un nuevo acercamiento anticonceptivo. ¿Por qué? Porque los hombres que tienen una muy extremadamente baja cantidad de vitamina A en sus organismos pierden su fertilidad.

*La pastilla
Un grupo de científicos de la Universidad de Edimburgo, Escocia, ha realizado diferentes estudios y ha llegado a la conclusión de que la píldora anticonceptiva para hombres, desarrollada por una firma holandesa, es una realidad cercana. Treinta hombres de Escocia y China tomaron la medicación -progestina combinada con testosterona para evitar problemas con la libido- durante varios meses.
Ninguno de los pacientes experimentó efectos secundarios como acné o hipertensión, dos secuelas que sí habían dejado demostraciones anteriores en voluntarios. Lo que sucede con esta píldora es que se introduce en el organismo un gen que inhibe la producción de espermatozoides. El semen eyaculado es estéril”, explica el especialista argentino en Ginecología, Mauricio Playeb. “No hay que olvidar que el hombre produce millones de espermatozoides y la mujer un óvulo solamente, de ahí la complejidad en encontrar este medicamento masculino que sea ciento por ciento efectivo”, continúa diciendo.

“En todos los hombres que tomaron la píldora la cantidad de esperma se redujo a cero”, comentó entusiasmado Richard Anderson, miembro del equipo de investigadores.
Los científicos harán nuevas demostraciones en África y se espera que su uso, cuando salga al mercado, tenga aceptación, aunque en una encuesta realizada en China y Escocia, lugares en donde se ha efectuado la prueba, se revela que un cuarto de la población femenina de ambos países no confía en que el hombre esté dispuesto a tomarla. A pesar de esta desconfianza, la implementación de este nuevo método sería de gran beneficio para las mujeres ya que la pastilla femenina sí conlleva a innumerables alteraciones hormonales y demás cambios fisiológicos y predisposición a enfermedades.

“Es un gran avance para la planificación familiar. La mujer se vería beneficiada y se estarían evitando las vasectomías que son soluciones que no tienen vuelta atrás una vez que se las practica”, comenta el especialista.

*La inyección
Otro estudio, liderado por científicos de la Universidad de Strathclyde (Glascow, Escocia), consiste en la inyección de un compuesto que estaría evitando la posibilidad reproductiva masculina durante un año, pero aún falta que se avance en esta opción.

La noticia ha provocado el escepticismo en las mujeres. Sin embargo, según una encuesta de una importante marca de preservativos española, más de la mitad de los hombres a nivel mundial estaría dispuesto a probar este fármaco. Los brasileños son los más abiertos (un 81 por ciento está de acuerdo en tomar la píldora cuando salga a la venta), pero solamente el 64 por ciento de las brasileñas confía en que así lo harán. Las croatas son las que más creen en las palabras de sus hombres (75 por ciento) y las que menos, las sudafricanas (20 por ciento).