sábado, 25 de septiembre de 2010

Celulares inteligentes: el nuevo fetiche argentino

Los celulares “inteligentes” (también conocidos como smartphones ) cuestan mucho. Pero, al parecer, para muchos argentinos tener uno bien vale el gasto (o la inversión). Al menos eso indican las cifras: en el primer semestre de este año se distribuyeron 467 mil de esos teléfonos, lo que representa un incremento del 130 por ciento respecto del mismo período de 2009. Mientras que, tomando todas las categorías de celulares, la distribución de equipos se incrementó en el mismo período sólo un 19 por ciento.
Estas cifras fueron elaboradas por la consultora Carrier y Asociados en base a informes aduaneros, e incluyen los equipos importados por canales oficiales y los fabricados en Tierra del Fuego.
Por su parte, datos de empresa IDC confirman la tendencia: señalan para el segundo trimestre de este año (abril, mayo y junio) un crecimiento del mercado argentino de los celulares inteligentes del 175 por ciento respecto del mismo trimestre del año pasado.
Las cifras de Carrier y las de IDC no son directamente comparables, porque abarcan períodos diferentes, pero además porque es posible que existan algunas diferencias entre lo que cada consultora considera un celular inteligente. En la industria no están claros los límites de esa denominación, pero lo que es seguro es que en esta categoría entran todos los teléfonos que usan los sistemas operativos avanzados, que dan a los usuarios la posibilidad de personalizar el teléfono mediante software para diferentes fines. Soft que, a su vez, funciona bien integrado al hardware del equipo.
En general, los smartphones también incluyen pantallas grandes, teclado alfanumérico (sea físico o en pantalla), conexiones Wi-Fi, y acceso a redes celulares 3G.
Según IDC, los celulares inteligentes están creciendo en la Argentina a un ritmo mayor del registrado como promedio en América latina, donde para el segundo trimestre del año se registró una suba muy significativa, pero inferior en diez puntos a la local (165 por ciento).
La preferencia de los argentinos por los smartphones se vuelve más llamativa cuando se sabe que aquí estos aparatos son caros. Según la consultora Marco, para comprar un equipo de estos hay que gastar en la Argentina el equivalente a 1,11 sueldo promedio. En Brasil, la situación es similar, puede tenerse un celular inteligente por 1,08 sueldo. Pero en México hace falta 0,82 sueldo para tener uno de estos teléfonos; y en Chile se lo puede comprar con algo más de la mitad de un sueldo promedio.
Aún con el fuerte crecimiento de los últimos meses, Carrier estima que en la actualidad sólo alrededor de un cinco por ciento de los celulares del país son smartphones, lo que muestra todo el terreno que tienen aún para crecer. Según IDC, en los EE. UU., tres de cada diez celulares en uso son inteligentes (allí, según el plan con que se los adquiera, pueden ser hasta gratis), y a nivel global, los smartphones son dos de cada diez.
clarin.com

1 comentario:

luis dijo...

En México ya hace tiempo que existen varios modelos de celular de telcel del tipo smartphone. Realmente resultaron un existo allí!! No veo porque acá no pase lo mismo!. Yo he probado alguno, y la verdad, quede fascinado con cuantas cosas se pueden hacer!!