domingo, 19 de septiembre de 2010

Cuando la fama virtual desconoce fronteras

Por Matt Gross
The New York Times
En algún momento del año 2000, Allen Rout, un programador de sistemas de Gainesville, Florida, publicó algunas fotografías de su hijo de cinco meses, Stephen, en su sitio web personal. Eran los típicos retratos que toman los padres, pero uno en particular se destacaba: el bebé vestía un overall rojo y sonreía en una cuna. "Estamos verdaderamente bendecidos", escribió Rout al pie de la imagen. "Stephen es un bebé increíblemente feliz".
Nadie recordaba la fotografía hasta el último mes de julio, cuando Rout, curioso por su reputación online, hizo una búsqueda en Google. En las páginas que halló en los resultados, encontró la fotografía de Stephen. Sólo que no era exactamente la misma fotografía.
Él estaba rodeado de globitos de historietas escritas en idioma japonés: "¡No me digan bebé!", decían. "Díganme Sr. Bebé!" Y aparecían otras imágenes que habían sufrido más transformaciones: en una, Stephen tiene un copete; en otra, una cabeza repleta de serpientes. Su rostro fue colocado por encima de la cabeza de Kurt Cobain, tallado en el Monte Rushmore y tatuado en el torso de David Beckham. Era un personaje de un videojuego de ocho bits. Se transformó en una escultura tridimensional.
De algún modo, el rostro sonriente de Stephen había penetrado una esquina de la cultura visual japonesa. Apareció en excéntricos programas de juegos en televisión y, ocasionalmente, tapó imágenes de genitales en pornografía, para cumplir con las leyes de Japón. Hay tantas repeticiones que, durante algún tiempo, si se hacía una búsqueda de "bebé feliz" en la solapa de imágenes de Google, el primer resultado era la fotografía original de Stephen.
En otras palabras, la imagen del hijo de Rout se había convertido en un "meme" en Internet: una idea, una imagen, un slogan o un video que se propaga como si fuera un virus y muta a través de nuevas versiones creadas por aficionados hasta adoptar formas inesperadas. Con frecuencia, los memes giran en torno a una broma interna (por ejemplo, una captura de pantalla de un casi desconocido videojuego) pero también se hacen bromas relacionadas con el material fuente.
Los memes pueden estar basados en imágenes, y pueden involucrar una especie de juego de palabras visual. Pensemos en LOLcats, las omnipresentes fotografías de adorables gatitos con leyendas como: "¿Puedo tomer una haburguesa de queso?" O pueden ser videos, como las parodias de los anuncios de Old Spice, con Isaiah Mustafa.
Pero también los memes pueden parecerse muy poco al material original, como cuando un segmento de noticias local, en Alabama, sobre un intento de violación ("Él está subiendo a tu ventana, está raptando a tu gente", despotricó el hermano de la víctima, Antoine Dodson), se transformó en una canción: "Bed Intruder" ("Un intruso en la cama"), de Auto-Tune the News, la cual estuvo entre los éxitos de Billboard.
Entonces, ¿cómo una fotografía de un bebé inocente se convirtió en un meme japonés? Esa es una pregunta para KnowYourMeme.com , un sitio web que cataloga los memes en Internet y produce videos graciosos que explican cómo surgieron ciertos memes. Cuando un periodista, en el mes de agosto, preguntó sobre el meme de Stephen Rout, KnowYourMeme entró en acción y creó una página para lo que denominó "Aka-San" ("Sr. Bebé", en idioma japonés).
Con la ayuda de sus lectores multilingües y de Google Insights, una herramienta que rastrea las búsquedas en la web por tiempo y ubicación, KnowYourMeme trazó una línea de tiempo: comenzó en el año 2004, en 2chan.net , una especie de tablero de imágenes en Japón que permite a los usuarios publicar imágenes de manera anónima.
Se desconoce quién encontró primero la imagen de Stephen y cómo lo hizo. Lo que sí se sabe es que un usuario de 2chan superpuso el rostro de Stephen sobre una ilustración de una revista de historietas (manga, en idioma japonés) y lo convirtió en una imagen macro (una forma web simple que permitió a los usuarios introducir palabras en un globito, similar a los de las historietas). La "memeficación" de Stephen comenzó.
A medida que Rout descubría nuevas variantes del meme, hizo cualquier cosa menos perder el control. Siendo un residente de Internet desde los días de Usenet, no tuvo miedo por la seguridad de Stephen. Es más, sabía que no había nada que él, o ningún padre, pudiera hacer para evitar el uso (o abuso) de una imagen de su hijo una vez que estaba subida a la web.
Y lo que es más, Rout, ahora un experto en tecnología de la información de la Universidad de Florida , entendió que el meme realmente no tenía nada que ver con Stephen en sí mismo (la fotografía estaba siendo tratada como una especie de imagen virgen de fuente abierta, despojada de todo identificador o contexto).
"El significado que tiene un trabajo proviene tanto de lo que aporta el observador como de lo que el artista pone en él", dijo Rout. "Quizás estoy otorgando una excesiva dignidad a las fotografías de bebés cuando me refiero a ellas como arte, pero creo que la abstracción corresponde".
La respuesta liberal de Rout fue muy diferente a la de otros padres cuyos hijos se convirtieron en memes de Internet. Por ejemplo, Ghyslain Raza, el regordete de 15 años, de Canadá, quien saltó a la infamia en el año 2003, cuando sus compañeros de escuela publicaron en secreto un bochornoso video de Raza agitando una pértiga de recuperar pelotas de golf como si fuera un sable de luz.
Más tarde, se realizó una nueva versión del clip y se le introdujo música: Raza en batalla con el Agente Smith de "The Matrix", haciendo kayak a través de rápidos y satirizado en la serie animada "American Dad".
El "Chico Star Wars", como se llamó el video, se había visto 900 millones de veces para el año 2006, según un cálculo llevado a cabo por Viral Factory, una firma de marketing con base en Londres. El bombardeo de atención causó mucho estrés a Raza, quien debió abandonar la escuela y finalmente recibió tratamiento por depresión, de acuerdo con documentos que sus padres presentaron ante los tribunales, en un juicio contra las familias de sus compañeros de escuela. (Las partes llegaron a un acuerdo extrajudicialmente.) Según las noticias más recientes, Raza ahora está estudiando derecho en la Universidad McGill, en Montreal.
En el otro extremo del espectro, se encuentra David DeVore, quien grabó a su hijo aturdido, también de nombre David, en el asiento trasero de su automóvil, después de una visita al dentista. En el video, su hijo preguntaba por ejemplo: "¿Esta es la vida real?" y "¿Por qué esto me está sucediendo a mí?". El padre subió el video, "David después del dentista," a YouTube, donde se diseminó como si fuera un virus, con más de 67 millones de visitas.
En pocas semanas, hubo un brote de parodias, entre las cuales se incluía una de Darth Vader haciendo preguntas similares sobre la vida y una sátira, de Upright Citizens Brigade (Brigada de Ciudadanos Honrados), denominada "David después del divorcio" , en la cual un hombre joven está aturdido después de firmar los papeles del divorcio. El video fue visto en YouTube más de 4 millones de veces.
La familia DeVore ha informado que obtuvo 150.000 dólares por publicidad en YouTube y mercancías relacionadas con el tema. David incluso apareció en un comercial de bajo presupuesto , al cual disfrazaron de una especie de video de seguimiento, realizado para un fabricante de cepillos de dientes, FireFly. Respecto de los Rout (quienes resulta ser que son amigos de los DeVore), no parecen tener planeado ningún juicio ni reclamo de dinero. "Todos dicen: 'Tiene que haber dinero en esto'. Pero ¡Dios mío! Qué respuesta vil", dijo Rout. "No quiero usar esto como una oportunidad para sacarle dinero a alguien. Es algo entretenido".
Stephen, quien ahora tiene 10 años, se hizo eco de lo que opina su padre y parece haber tomado su notoriedad, ganada gracias al meme, con calma. Pasa el verano tomando clases de karate y leyendo la saga de novelas de ciencia ficción Honor Harrington. "Sorprendido y realmente asombrado y realmente extraño", así es como Stephen describió la experiencia por teléfono.
Pero ciertos aspectos de su fama internacional lo intrigaron (la apariencia de su rostro de bebé en la televisión japonesa, su aparición en el Monte Rushmore y, particularmente, el busto de plástico creado por un fanático). "Cuanto más lo miras, más extraño lo ves", afirmó.
© NYT Traducción de Angela Atadía de Borghetti

lanacion.com