viernes, 12 de septiembre de 2008

La clave para que el amor "funcione"



El estudio publicado en Psychological Science y que será presentado durante el Festival de la Ciencia que se lleva a cabo en Liverpool, Inglaterra, esta semana, asegura haber descubierto la clave del amor.
"Si realmente le gusta alguien, simplemente dígaselo", es el "consejo" que surge de la investigación, al cual se le agrega -para mayor efecto- "mirar directamente a los ojos de la pareja y sonreír mientras declara su amor".
La investigación, llevada a cabo por psicólogos de la Universidad de Aberdeen, Escocia, encontró que ese tipo de "signos sociales" -que nos indica qué tanto le gustamos a otra persona- juegan un papel crucial en la atracción, según publicó el sitio BBC.
Este descubrimiento quizás ayudará a quienes buscan pareja a evitar que pierdan tiempo con personas que claramente no están interesadas en ellos. El doctor Ben Jones dirigió el estudio y destacó: "Si combinamos la información que tenemos sobre la belleza física de una persona, con la información de qué tan atractivo le parezco, eso me permitirá saber cuánto esfuerzo debo poner en esa relación". Al parecer, "saber si debo evitar dedicarle tiempo a cortejar a individuos atractivos que claramente no tienen intenciones de corresponderme", sería otro de los beneficios del estudio.
El estudioEstudios previos ya habían demostrado que la simetría facial y el tono de voz son las características físicas de que consideramos belleza natural. La nueva investigación demostró que la atracción entre dos individuos es más compleja. El estudio se llevó a cabo con 230 hombres y mujeres, a quienes se les pidió que miraran una serie de tarjetas que mostraban un rostro con diferentes expresiones (éstas incluían a una persona haciendo contacto visual pero sin sonreír, alguien que no hacía contacto visual pero sonreía, otra persona que ni hacía contacto visual ni sonreía, y otra que hacía contacto visual y sonreía). Luego los voluntarios debieron calificar qué tan atractivos eran esos rostros. Y "la mayoría de los participantes consideró que la cara más atractiva era aquella que los miraba directamente a los ojos y sonreía".
Es por eso que el estudio concluyó que la atracción es la combinación de belleza natural con estos "signos sociales", que pueden ser el contacto visual, la sonrisa o la "declaración" verbal. Así es que, según los investigadores, el estudio demuestra que lo que consideramos como gente atractiva está en realidad relacionado a la forma como ésta se comporta hacia nosotros y a cuánta atracción parece sentir por nosotros.