domingo, 14 de septiembre de 2008

Los hombres almacenan mejor los recuerdos que las mujeres



Por qué no puede una mujer parecerse más a un hombre?'', preguntaba el profesor Henry Higgins en la película "Mi bella dama''. Científicos que investigan en España podrían tener una respuesta.
En un informe publicado esta en Proceedings of the National Academy of Sciences, científicos españoles dijeron que la región del cerebro que juega un papel clave en el procesamiento visual y el almacenamiento del lenguaje y especialmente los recuerdos personales parece diferir entre los sexos a nivel microscópico.
En su estudio, la densidad de las conexiones, o sinapsis, que transmiten los mensajes entre las neuronas en una región del cerebro llamada neocórtex era mayor en los hombres que en las mujeres, dijeron los neurocientíficos del Instituto Cajal, un centro madrileño de investigaciones en neurobiología. Sin embargo, un científico que no participó del estudio especuló que un menor número de sinapsis en las mujeres podría en realidad hacer más eficaces esas neuronas.
Los científicos vienen estudiando los cerebros masculino y femenino desde hace años en busca de variaciones que puedan explicar las diferencias de comportamiento entre los sexos. Si bien los hombres tienen cerebros más grandes y algunas regiones encefálicas están estructuradas en forma diferente, el efecto de esas diferencias no ha sido bien entendido.
Lo mismo ocurre con este hallazgo más reciente, dijo Javier DeFelipe, uno de los principales autores del nuevo estudio."Está claro que el tamaño del cerebro no está bien correlacionado con ninguna función cognitiva y muchos grandes artistas o ganadores de premios Nobel tienen cerebros muy pequeños'', comentó DeFelipe en una entrevista telefónica. "Tampoco es mejor o peor tener una mayor densidad''.
DeFelipe y sus colegas usaron microscopios electrónicos para examinar fragmentos de tejido tomado de los cerebros de ocho pacientes vivos, cuatro hombres y cuatro mujeres, sometidos a cirugía para tratar su epilepsia.
Tomaron pequeñas secciones de la neocórtex temporal de cada paciente y contaron metódicamente el número de sinapsis y neuronas de cada persona, sin conocer su género.

Antecedentes
1- Los estudios que intentan descifrar las diferencias a nivel microcópico entre hombres y mujeres se remontan a mitad del siglo pasado. Por lo general, siempre se buscaron esos puntos de contacto en el cerebro. En distintas épocas se trató de relacionar mayores capacidades intelectuales a uno y otro sexo.
2- La Universidad de California, hace dos años, estudió el cerebro de 36 hombres y 36 mujeres. Analizaron imágenes a través de tomografías y confirmaron que las regiones que se activan ante al mismo hecho o circunstancia son distintas. Es decir que hombres y mujeres tienen emociones diferentes frente a los mismos hechos.
3- En la Universidad de Harvard, el año pasado, observaron que si bien se sabe que existen "diferencias cerebrales" entre los sexos, se creía que se limitaban al hipotálamo, que regula --entre otras funciones--la ingestión de alimentos y el impulso sexual. Ahora se tiene certeza de que la estructura anatómica también difiere.
Y ellas tienen más pesadillas
Un grupo de investigadores de la University of the West, en Inglaterra, reunió a 170 voluntarios para averiguar quiénes sufrían más pesadillas. Jennifer Parker, directora del estudio, comentó que los resultados fueron asombrosos. Un 19 por ciento de los hombres afirmó padecerlas, mientras que el porcentaje trepó a 30 en el caso de las mujeres. Un estudio anterior ya había demostrado que ellas tienen, además, el sueño más liviano, más interrumpido. La explicación para este fenómeno estaría en las variaciones en la temperatura corporal que tienen las mujeres por causa de su ciclo menstrual. Según la investigadorea Parker, los sueños femeninos suelen ser más vívidos y perturbadores en los días previos a la menstruación.
Hacer memoria
Según el estudio de científicos españoles, la densidad de las conexiones, o sinapsis, que transmiten los mensajes entre las neuronas en una región del cerebro llamada neocórtex es mayor en los hombres que en la mujeres.
Esa característica ayuda a almacenar recuerdos.
La misma investigación advierte que, en realidad, eso no significaría una "superioridad", sino que tal vez estaría señalando una mayor eficiencia en el uso de la misma zona cerebral por parte de las mujeres.
Probablemente ellas precisen una menor cantidad de sinapsis para las mismas tareas.