martes, 23 de septiembre de 2008

Fumadores: el 78% tiene niveles tóxicos de monóxido de carbono



El 78% de los fumadores tiene niveles de monóxido de carbono por encima de lo recomendable, según los resultados preliminares de una campaña que impulsa la Liga Argentina de Lucha contra el Cáncer (LALCEC).

Se midió la salud respiratoria de 4.388 fumadores y no fumadores en Capital y en la provincia de Buenos Aires. Y las mediciones, que se obtuvieron entre mayo y agosto, se presentaron en el marco del Congreso Mundial de Medicina Interna, celebrado en Buenos Aires la semana pasada.

Los voluntarios tenían que exhalar por medio de una boquilla dentro de un medidor. Así, se detectó cuál era el nivel de monóxido de carbono que habían inhalado en las últimas 12 a 24 horas. El monóxido de carbono, entre otros efectos nocivos, desplaza al oxígeno de la sangre, lo que a su vez fuerza al corazón a trabajar más. A mayor cantidad de monóxido en el aire expirado, menos oxígeno en el organismo. Se analizó el aire exhalado en 1.448 fumadores y 2.940 no fumadores, tanto hombres como mujeres. Se considera saludable un nivel de entre 0 y 7 partículas por millón (ppm) de monóxido de carbono. Pero entre los fumadores evaluados, el 78% tenía valores tóxicos en su respiración. El 28% tenía entre 8 y 15 partículas por millón (ppm); el 27%, de 16 a 23 ppm, y el 23%, más de 23 ppm, un valor claramente nocivo para la salud cardiovascular y respiratoria. Por el contrario, en los no fumadores, el 94% mostró valores saludables.

Los fumadores consumían entre 1 y 60 cigarrillos por día, con un promedio de 14.
El horario al que encendían el primer cigarrillo, en promedio, era a las 10 de la mañana.
El 60% había tratado de dejar de fumar alguna vez.

También la campaña relevó el amplio consenso a favor de leyes que crean ambientes 100% libres de humo: del total de los participantes, el 96% estaba de acuerdo con esa legislación. Incluso el 90% de los fumadores se mostró de acuerdo con las normas. María Inés Marchegiani de Ucke, presidenta de LALCEC (www.lalcec.org.ar), afirmó que la campaña permitió constatar las estadísticas nacionales: el 33% fumaba.

"El 60% de los fumadores había tratado de dejar de fumar alguna vez, lo que indica que las personas tratan de elegir lo mejor para su salud, pero les resulta difícil conseguirlo".Juan Krauss, sub-jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Italiano de Buenos Aires, dijo: "Muchos fumadores saben que el tabaquismo es perjudicial para su salud, pero no pueden dejar el cigarrillo porque son adictos, y necesitan ayuda para lograrlo".