domingo, 28 de septiembre de 2008

Consejos para prevenir dolores causados por la PC en el trabajo



NUEVA YORK.- Es una realidad de la vida que el trabajo y la profesión pueden ser estresantes. Pero algunas ocupaciones también tienen un costo físico, bajo la forma de puntadas y hormigueo en manos, muñecas, codos, hombros o cuello.
Las lesiones por los esfuerzos repetidos son las que más se asocian con el uso de la computadora, y de todas ellas es el dolor de cuello y espalda el problema más común.
En un estudio sobre 632 usuarios de computadora recién contratados en empresas de Atlanta, Estados Unidos, el doctor Frederic Gerr, médico en medicina laboral e investigador en ergonomía de la Universidad de Iowa, observó que alrededor del 60% desarrolló dolores de cuello y espalda durante el primer año.
Se estimó que se requieren 15 horas o más de uso semanal de la computadora para desarrollar esos dolores.
Alrededor del 40% informó sobre síntomas en las manos y los brazos, mayormente de tendinitis. Sólo un 1% desarrolló el síndrome del túnel carpiano. Son muchos los estudios que han establecido que el síndrome del túnel carpiano "no es tan común en los usuarios de computadora como la gente ha creído", afirmó Gerr. Más tipeo, más dolor
De todos modos, reconoció Gerr, "hay significativa evidencia epidemiológica de que cuanto más se tipea, se sufre de más dolor".
En 2006, Gerr y sus colegas analizaron 39 estudios sobre la relación entre el uso de la computadora y los desórdenes músculo-esqueléticos de manos, brazos, hombros o cuello en 45.000 personas, y estimaron que el riesgo de lesión comienza cuando una persona utiliza el teclado más de 20 horas por semana.
Las generaciones más jóvenes que crecieron en la era digital tienen más posibilidades de alcanzar los niveles de los lesionados por tipear. Los informes de dos universidades encontraron que del 40 al 50% de los graduados experimentaban dolores en las extremidades superiores por utilizar sus computadoras.
Las facultades no incorporan muebles ergonómicos en los dormitorios, afirmó el doctor Benjamin Amick, director científico del Instituto para el Trabajo y la Salud de Toronto, Canadá, que fue el autor de esos estudios. "Los hacen para que sean indestructibles", agregó. Entornos ergonómicos
En el sector comercial, muchas compañías han realizado significativas mejoras ergonómicas en el ambiente de trabajo. La idea es minimizar el esfuerzo de las manos, los brazos y la espalda. En las oficinas, los teclados gruesos con teclas duras han dejado paso a versiones más livianas y sensibles al tacto. También se presta más atención a la posición correcta del teclado, del monitor y del asiento, así como a distintos tipos de ratones para la computadora.
Las recomendaciones ergonómicas para el uso seguro de la computadora han evolucionado. Hace una década atrás, los expertos aconsejaban una "postura neutral": muñecas relajadas sobre el tablero, antebrazos paralelos al piso, codo a 90° y la espalda bien derecha.
Pero basados en estudios recientes, los investigadores ahora dicen que sería mejor hacer algunos cambios a estas directivas (ver Cómo sentarse frente a la computadora ). En particular, brindar apoyo a los antebrazos parece reducir el dolor de espalda y cuello, afirmó el doctor Gerr, "presumiblemente, porque no hay que sostener el peso de los brazos con los músculos de los hombros mientras se tipea".
Esos cambios, a menudo, valen la pena. En un análisis que será publicado pronto sobre datos de más de 5000 compañías de Washington estudiadas en 1998, 2001 y 2003, la doctora Silverstein encontró que las empresas que informaron haber tomado medias ergonómicas vieron también una disminución en las lesiones músculo-esqueléticas y en las tasas de ausentismo.
Además, según la Oficina de Estadísticas Laborales, de los Estados Unidos, el número de casos por esfuerzo repetitivo por cada 10.000 trabajadores de tiempo completo cayó de un máximo de 41, en 1994, a 24, en 2001.
Cómo sentarse frente a la computadora
El doctor Frederic Gerr, investigador sobre ergonomía de la Universidad de Iowa, Estados Unidos, ha estado estudiando las lesiones músculo esqueléticas relacionadas con el trabajo desde mediados de los años 90. Estos son algunos de sus consejos de Gerr para prevenir las molestias y los dolores causados por el uso de la computadora:
Permita que el teclado esté por debajo de la altura de los codos
Está bien inclinarse un poco hacia atrás en el asiento.
Para sostener el antebrazo, lleve el teclado hacia atrás, alejándolo del borde del escritorio de manera de poder descansar los brazos sobre la mesa.
Los codos pueden estar doblados a más de 90 grados. "Cuando se tipea no importa realmente si el codo está a 90 o a 100 o 110 grados", aseguró Gerr.
Si es necesario, utilice una plantilla se espuma de goma suave para descansar la muñeca (que no sea más gruesa que el teclado), y ayudarla a estar derecha durante el tipeo y minimizar así la inclinación hacia arriba de la muñeca que puede conducir a una lesión.
Una forma alternativa de lograr el apoyo del brazo es utilizar un asiento con apoyabrazos.
Coloque el monitor de la computadora directamente enfrente de usted. La parte superior del mismo debería no estar más alta que sus ojos.
Lanacion.com