jueves, 25 de septiembre de 2008

Un cirujano argentino operó a una mujer obesa a través de la vagina



Por: Valeria Román
El cirujano argentino Santiago Horgan operó a una paciente obesa a través de la vagina. Sí, le sacó el 80 por ciento de su estómago por esa vía y la paciente estuvo ya a los dos días en su casa. Fue la primera vez que este tipo de cirugía se realizó en los Estados Unidos (y en todo el continente).
"Es una nueva técnica que está aún en desarrollo, pero creemos que puede ser una gran alternativa para las personas con obesidad mórbida", contó Horgan, al ser entrevistado por Clarín. Sacar parte del estómago por la vagina tendría ventajas con respecto a los bypass gástricos, que también se usan para tratar el mismo desorden. "Al extraerse parte del estómago a través de un orificio natural, como la vagina, se reducen el riesgo de hernia, las infecciones en la pared abdominal, y los dolores postoperatorios", resaltó el cirujano.
Horgan operó el martes de la semana pasada a la paciente obesa en el Centro para el Futuro de la Cirugía, en la Universidad de California, en San Diego. "Hasta ahora está bien en su casa, tras dos días de internación. Aunque estimamos que podría hacerse sin que los pacientes se internen".
La mujer, María Soto, tiene 29 años. Pesaba 130 kilos antes de la cirugía. A los 6 años había sufrido poliomelitis, que le provocó una discapacidad en sus piernas y dolor de espalda permanente. Esto le impidió hacer actividad física regularmente. Fue ganando peso y llegó a ser una obesa mórbida, un grado excesivo de sobrepeso que puede traer enfermedades asociadas. Ya la habían operado de la vesícula por la cirugía convencional. Ahora, sabía que necesitaba perder peso, pero no quería dolores.
"La técnica de la gastrectomía parcial por la vagina resultó menos agresiva con la paciente. Le dejó menos incisiones y la recuperación es más rápida", sostuvo Horgan. Aunque reconoció que puede haber obstáculos a corto plazo.
¿Cuáles?
"Es una cirugía fuera de lo común. Por lo tanto, hay que convencer a los mismos médicos de que puede ser valiosa y útil para los pacientes. Además, se necesita un instrumental diferente. Pero ya hay empresas que están invirtiendo en el desarrollo de instrumentos específicos". Este médico argentino viene destacándose por su capacidad de innovar en el mundo de la cirugía. Tiene 43 años. Se fue del país en 1995, con una beca para especializarse en la Universidad de Washington, en Seattle. Después pasó a la Universidad de Illinois, en la ciudad de Chicago, donde ya se largó a explorar con todo.
En 2001, la autoridad sanitaria de los Estados Unidos aprobó el uso de un robot para practicar cirugías. Y Horgan se subió a esa movida. Con su equipo, ya realizó 1.400 cirugías robóticas. Hace tres años, Horgan pasó a trabajar en la Universidad de California, en San Diego, y allí se animó a probar en el campo de las cirugías endoscópicas a través de los orificios naturales. Con este tipo de cirugía, Horgan ya lleva operados 32 pacientes. Extrajo vesículas y apéndices a través de la vagina o de la boca. En todos, los casos son prácticas aún experimentales.
Mañana recibirá un reconocimiento del Instituto Henry Moore, de la mano de los oncólogos Gustavo Gercovich y Ernesto Gil Deza. Visita la Argentina un par de veces al año. "La meta es seguir mejorando estas cirugías, ya sea para la obesidad mórbida o para la apendicitis. Lo que buscamos es que los pacientes sientan menos dolor, y que no sufran complicaciones. Ese es el desafío".



Perfil
Santiago Horgan

EDAD: 43 AÑOS
ESTUDIO EN: Fac. medicina (UBA)
TRABAJA EN: Univ. de California, en san Diego (EE.uu.)
El cirujano realizó la primera cirugía robótica en Latinoamérica, que fue transmitida en directo en el 76º Congreso Argentino de Cirugía en 2005. La hizo con el robot Da Vinci.

Mínimamente invasivas
Las cirugías que aprovechan los orificios naturales del cuerpo humano también se están haciendo en la Argentina. El cirujano Santiago Horgan también está haciendo aquí estas cirugías experimentales. Hasta ayer, ya había operado a cuatro mujeres. Les sacó la vesícula por la vagina.

Hoy y mañana operará a otras cuatro mujeres en el Hospital Bocalandro del partido de Tres de Febrero, según informó ayer el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires. Son todas cirugías mínimamente invasivas, que intentan dejar muy pocas cicatrices en los pacientes. Las primeras operaciones se hicieron primero en cerdos y en cadáveres humanos. Uno de los primeros en describir el procedimiento fue Anthony Kallo, un investigador de la Universidad Johns Hopkins. En 2006, dos asociaciones de cirujanos estadounidenses acordaron los estándares para hacer que estas cirugías lleguen a ser masivas.


Robot Da Vinci