sábado, 20 de noviembre de 2010

El auto volador y el iPad, entre los grandes inventos del año

En un año en que, una vez más, los gadgets tecnológicos no dieron tregua, el iPad apareció y se transformó rápidamente en récord de venta en diferentes países. Por eso no sorprende que la revista Time lo haya seleccionado como uno de los grandes inventos de 2010. Una lista tradicional que, en esta oportunidad hizo hincapié en desarrollos que modifican la vida cotidiana.
Uno de los ejemplos es el Terrafugia, un automóvil que puede rodar sobre calles y autopistas, pero también puede extender sus alas y volar (ver Infografía ). Lo presentaron en agosto y anuncian que saldría a la venta en pocos meses. También en el rubro Transporte, se destaca al Jetpack, inventado por el neozelandés Glenn Martin. Es una suerte de “mochila” voladora, parecida a la que se anticipó en varias películas de ciencia ficción. Tiene una estructura de fibra de carbono y un motor de 200 caballos. Adelantan que estaría a la venta, en 100 mil dólares, en un par de años. Para viajar por mar, el heredero británico David de Rothschild ideó una embarcación armada con botellas plásticas . Se trata de un catamarán de 18 metros, construido con 12.500 envases reciclados y que ya probó suerte en un viaje de cuatro meses. A la nave le pusieron un nombre acorde: Plastiki.
En los laboratorios hubo más desarrollos impactantes. El líder en investigaciones genómicas Craig Venter patentó la primera célula sintética. Se espera que ayude a crear nuevas formas de biocombustible artificial y que acelere la fabricación de vacunas. La Neonurture también fue pensada para mejorar la calidad de vida. Es una incubadora para bebés prematuros que crearon estudiantes de los Estados Unidos . Es transportable y fue realizada con autopartes.
Las E-legs son un ejemplo de aplicación inmediata. Son piernas ortopédicas robóticas que ya fueron probadas con éxito en soldados. Esperan venderlas en 2013.
Para los fanáticos de las redes sociales, la mini camarita Looxcie es una herramienta prácticamente imprescindible. Con ella pueden grabar lo que realizan en el día y luego colgar las imágenes en Internet. Y con la plataforma Square es posible usar el teléfono inteligente como si fuera una tarjeta de crédito. Posee una pequeña y oportuna lectora de tarjetas magnéticas.
clarin.com